Messímetro. De los no-toques a los sí-goles