El dilema de Los Pumas, que están cerca en el juego pero lejos en jerarquía