El juego vence a los árbitros

Carlos Beer
(0)
1 de julio de 2015  

Cuando se tiene para dirigir a jugadores de tanta clase, con tanto talento, centrar en un árbitro el análisis previo a un partido es un error. Pareciera que se menospreciara la capacidad de unos muchachitos que se llaman Messi, Pastore, Di María, Agüero, Mascherano y tantos más. El fútbol bien jugado vence cualquier obstáculo que se presente. Más todavía ante un rival que era inferior desde cualquier lugar que se quisiera establecer una comparación, ya fuera de una manera individual o colectiva.

Gerardo Martino está en camino de darle una identidad a su equipo. Los pasos que se dan son firmes y productivos. En esta Copa hubo varios momentos para el aplauso. Perder el tiempo en cuestiones que exceden el juego no parece lógico. Hasta, si se permite, desaconsejable.

Ah, sí... El árbitro de anoche fue el brasileño Sandro Ricci. De su actuación nadie hablará hoy. Simplemente porque en todo el planeta fútbol se le dedicará tiempo a lo que debe ser: la exhibición futbolística argentina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.