Entre la gloria y el naufragio

El Nacional, un hito para City West
(0)
27 de octubre de 2000  

Patrimonio Nacional, como dice Palermo desde su slogan, el Derby de este año es el que todo hípico sueña. Es el final de Triple Corona perfecto, con un caballo a punto de obtener el reconocimientos histórico o sumarse al grupo de los que pudiendo, no lograron terminar inmaculados en la serie.

La carrera del 4 de noviembre próximo será un hito histórico en la vida del coloso que entrena Roberto Pellegatta. Ganar habrá implicado convertirse en el 21er. Triplecoronado, perder en otro de los tantos que pega en el palo.

La serie es el desafío más grande que propone nuestro turf. Se necesita velocidad y nervio, cuando es el tiempo de la milla; llegada, para encarar el Jockey Club y pulmones cuando es tiempo de subir a los 2500 metros.

Este Derby modelo 2000 es comparable al de 1986, cuando Refinado Tom se encontraba en las misma situación que ahora City West.

A nueve días de la competencia que iluminará a la hípica, hay varias noticias para compartir.

Por ejemplo, el peruano Jacinto Herrera se apilará en Bati Corsa (segundo de Tapatío en el Casey), pues el uruguayo Julio Méndez deberá dejarlo para montar a England Tower, del stud Orilla del Monte y con el que tiene compromisos laborales.

En el Nacional fueron anotados nueve potrillos, aunque el lote podría bajar a ocho si los dueños del perdedor Indio Macho deciden no pagar el suplemento de 10.000 pesos para confirmalo, ya que no se encuentra inscripto en la Carta Clásica.

Una radiografía del conjunto entrega entre sus resultados que de los nueve nominados, cinco se entrenan en Palermo -City West, Campechano Fitz, Empoiure King, Potreoreal y Tapatío-, tres varean a diario en San Isidro -Bati Corsa, England Tower y Manicomio Tom-, mientras que el rosarino Indio Macho será el único que llega desde el interior.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.