"Era mi todo": el emocionante discurso de la viuda de Kobe Bryant en su homenaje

El momento más emotivo de la Celebración de la Vida, el homenaje a Kobe Bryant y a su hija Gianna.
El momento más emotivo de la Celebración de la Vida, el homenaje a Kobe Bryant y a su hija Gianna. Crédito: A Celebration of Life.
(0)
24 de febrero de 2020  • 18:24

"Kobe era conocido como un feroz competidor en la cancha de baloncesto", abrió su discurso Vanessa Laine Bryant, frente a los invitados a la Celebración de la Vida , el evento en el que se conmemoraron las vidas de su esposo Kobe Bryant y de su hija Gianna , ambos fallecidos el pasado 26 de enero.

"No podía verlo como una celebridad, ni simplemente como un increíble jugador de baloncesto", continuó, luego de la ovación de las personalidades de la NBA, y de los familiares y amigos que se congregaron en el Staples Center de Los Angeles.

"Era mi dulce esposo, y el hermoso padre de nuestras hijas. Era mi todo. Kobe y yo estábamos juntos desde que yo tengo 17 años. Fui su primera novia. Su primer amor. Su esposa. Su mejor amiga. Su confidente. Y su protectora. Él fue el más genial esposo. Kobe me amaba más de lo que yo podría expresar o poner en palabras", dijo quien estuvo más de 20 años junto a la Mamba Negra .

Su discurso puso el acento sobre la figura de Kobe como padre y esposo, aquel que pocas veces era captado por las cámaras. El otro Kobe era más que conocido por los invitados al homenaje , muchos de ellos sufrieron en carne propia sus fintas en velocidad, sus apabullantes ráfagas de puntos, su osadía y su inquebrantable actitud ganadora.

"Kobe era el MVP (siglas de Most Valuable Player, Jugador Más Valioso en inglés) de los padres de mujeres. Nunca dejaba la tabla levantada cuando iba al baño. Siempre les dijo a las niñas lo hermosas e inteligentes que eran. Les enseño a ser valientes y a seguir adelante cuando las cosas se ponen difíciles", siguió.

"Quiero que mis hijas sepan y recuerden que Kobe era una persona asombrosa y un genial esposo y padre. El tipo de hombre que quiere enseñarle a las generaciones futuras a ser mejores y evitar que cometan sus mismos errores. Siempre le gustó trabajar en proyectos para mejorar la vida de los niños", dijo.

Sobre el final, la esposa del cinco veces campeón de la NBA, recordó a su hija Gianna, quien también quería dedicarse al baloncesto, y su relación con su padre.

"Eran tan fáciles de amar. Todo gravitaba naturalmente en torno a ellos. Eran graciosos, alegres, tontos, y amaban la vida. Estaban llenos de alegría y de aventuras. Dios sabía que ninguno de los dos podía estar en este mundo sin el otro. Tuvo que llevárselos para tenerlos juntos", agregó con dificultad.

El emotivo momento terminó con una plegaria. "Bebé, cuida de nuestra Gigi. Yo tengo a Nanny, Bee Bee y Coco. Seguimos siendo el mejor equipo. Los amamos y extrañamos. Descansen en paz, y diviértanse en el Cielo. Hasta que nos volvamos a encontrar algún día", concluyó la viuda de Kobe Bryant.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.