Agustín Obando, el correntino que usaba la camiseta de un brasileño y hoy mira a un galés

La velocidad es la virtud principal de Obando, que juega por la izquierda del mediocampo pero realizó como extremo derecho toda su trayectoria en las inferiores.
La velocidad es la virtud principal de Obando, que juega por la izquierda del mediocampo pero realizó como extremo derecho toda su trayectoria en las inferiores. Crédito: Marcelo Aguilar
Franco Tossi
(0)
19 de junio de 2020  • 18:41

Mientras el fútbol argentino sigue debatiendo cuándo pondrá a rodar nuevamente la pelota y continúa la cuarentena, Boca entretiene a su público con conferencias semanales que no son de prensa, sino de hinchas. Simpatizantes envían preguntas por las redes sociales para conocer de manera más profunda a los futbolistas, y el club selecciona algunas para que un jugador las conteste en video. Este viernes fue el turno de un mediocampista surgido de las divisiones inferiores que, sin tanto cartel, con buenas actuaciones suele generar ganas de verlo con más continuidad: Agustín Obando.

Es de esos jugadores que no suelen estar tan presentes entre los hinchas pero que cuando aparecen en acción dejan buenas sensaciones. Las provoca, incluso, en el propio Miguel Ángel Russo desde que tiene las riendas de la dirección técnica: aunque la tenía difícil por la competencia con Eduardo Salvio y Sebastián Villa, el correntino Obando pasó a ganarse un lugar de importancia con el andar de la pretemporada, desde enero. Ya entonces, con su influencia en los amistosos jugados con Universitario, de Perú (2-0), y Athletico Paranaense, de Brasil (3-1), empezó a convencer al entrenador: en el primero hizo un centro a la cabeza de Ramón Ábila para cerrar el triunfo; en el segundo, un pase atrás para una definición frontal de Mauro Zárate.

Así forzó su titularidad en el reinicio de la Superliga, ante Independiente . Pero la oportunidad terminó siendo muy breve, no por su nivel, sino porque la tempranera expulsión a Carlos Izquierdoz obligó a Russo a rearmar la última línea y el DT optó por la salida del muchacho de 20 años. Después, en contraste con la tendencia que parecía iniciar, Obando perdió terreno: fue titular sólo en los debuts por Copa Libertadores y Copa Superliga , frente a Caracas y Godoy Cruz, respectivamente, para dar descanso a los titulares. En la porción de Superliga desarrollada este año (siete fechas), el volante apenas terminó sumando 30 minutos frente a Talleres, en Córdoba, y 13 contra Atlético Tucumán en La Bombonera.

Obando es el tercer futbolista o ex jugador de Boca que participa en las conferencias de hinchas de los viernes, después de Sebastián Battaglia y Frank Fabra.
Obando es el tercer futbolista o ex jugador de Boca que participa en las conferencias de hinchas de los viernes, después de Sebastián Battaglia y Frank Fabra. Crédito: Prensa/Boca Juniors

Sobre todo en los últimos años, el desarrollo de las inferiores de Boca no ha sido un gran motivo de ilusión para los jóvenes que visten la camiseta azul y oro. "¿Qué consejo les doy a los que sueñan con llegar a la primera? Que peleen por lo que quieren. Siempre es alcanzable, si uno lo intenta y hace las cosas bien" , fue una de las primeras respuestas que Obando realizó ante los hinchas en YouTube. "La mayor virtud que se necesita es la de ser perseverante y tener ganas de cumplir los sueños", añadió.

Para llegar a la primera de Boca hay que ser perseverante y tener ganas de cumplir los sueños.
Agustín Obando

"Cuando uno llega desde el interior del país, lo más difícil es estar lejos de la familia. Pero todo es por un sueño. Nunca pensé que llegaría a jugar en la primera, pero con mucho esfuerzo se me dio", comentó el joven nacido en Monte Caseros. De hecho, aún le cuesta estar lejos del pago: "Lo que más extraño hoy en día es mi familia y mis amigos. Encima, estoy pasando en Buenos Aires la cuarentena, así que no pude ir a visitarlos", contó.

Aunque él ya cumplió sus principales metas, debutar y tener minutos en el primer equipo xeneize, se muestra consciente de que tiene mucho por recorrer: "Creo que mi principal virtud es ser rápido, pero debo mejorar muchas cosas. Soy muy chico. Siempre trato de aprender y seguir creciendo", apuntó. Para esa búsqueda, aprovecha la cercanía de dos hombres importantes en la institución: "Román [Riquelme, el vicepresidente segundo] y Carlitos [Tevez] son grandísimos jugadores; los aprovecho tratando de aprender de los dos. El consejo que me dan es que le dé para adelante y siga creciendo", dijo.

Agustín Obando impresiona bien en cada actuación, pero por ahora no es titular; el correntino de 20 años cumplió un sueño al llegar a la primera.
Agustín Obando impresiona bien en cada actuación, pero por ahora no es titular; el correntino de 20 años cumplió un sueño al llegar a la primera. Crédito: Marcelo Aguilar

Aunque focalizado en Boca, tiene tiempo para que sus ojos se desvíen hacia Europa y mirren referentes en su puesto, el de volante izquierdo. "Mi ejemplo por seguir es Gareth Bale [atacante galés de Real Madrid]; siempre me gustó mucho. Y ahora me gusta Leroy Sané [delantero alemán que se irá de Manchester City]", afirmó Obando, que es un caso táctico llamativo: el sector izquierdo es el que más comodidad le otorga, pero él desarrolló como extremo derecho toda su carrera en las divisiones menores.

No escondió su pasión por Boca, sobre todo cuando respondió sobre las prendas que con más cariño guarda. "De chico coleccionaba camisetas. Una que usaba siempre era la de Pedro Iarley", refirió al brasileño que hizo ruido en 2003. Pero el correntino no se quedó con una camiseta muy especial: la del debut en la primera. "Se la regalé a mi mamá, que estaba muy emocionada y contenta de verme cumplir mi sueño", narró.

Agustín Obando causó entusiasmo las veces en que Russo y Gustavo Alfaro, el entrenador que lo estrenó en la primera, lo utilizaron. Para cuando la cuarentena cese, ya tiene un objetivo; ganarse definitivamente la confianza del cuerpo técnico para pasar a ser un titular más en Boca.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.