Agustín Urzi, la joya de Banfield que en la cuarentena perfeccionó la técnica con challenges virtuales: "Yo elegí ser futbolista las 24 horas"

Urzi: "Soy caradura y mis ídolos en el fútbol son Neymar y Centurión"
Urzi: "Soy caradura y mis ídolos en el fútbol son Neymar y Centurión" Crédito: AgusUrzi10
Andrés Vázquez
(0)
28 de agosto de 2020  • 00:01

No hace falta darse una vuelta hasta el año cero de su vida para lograr descifrar que la pasión está en su ADN. Tampoco hurgar demasiado para desnudar sus sueños. En el mundo de Agustín Urzi el fútbol es prioridad. Se nota en su sonrisa dibujada por una pelota, escondida a medias, latente en un rincón de su niñez. Se observa en el brillo genuino de sus ojos cargados de potrero y en el tono de voz con que cuenta su presente en Banfield. "No recuerdo momentos de mi infancia sin una pelota, aprendí a divertirme con el fútbol", apunta. Con 20 años Urzi es unas de las joyitas del Taladro con destino europeo, capaz de lucirse y sacar sonrisas en un contexto tan asfixiante y rudo como el fútbol argentino.

Sus días están forjados en ilusiones y en la búsqueda de sus concreciones. De mañanas de lluvia y de sol, de tardes de goles y festejos. De muchos anhelos que alimentaba de niño junto a su papá, Mario, y que -en los interminables viajes al predio de Luis Guillón- fue construyendo para volverlos realidad. "No fue fácil llegar, pero siempre me tuve mucha confianza para cumplir mi objetivo", le dice a LA NACION Agustín, que en tiempos de cuarentena se las ingenió para revolucionar las redes sociales con increíbles challenges virales que recorrieron el mundo.

-A diferencia de otros futbolistas vos no te aburriste en la cuarentena, ¿no?

-No te creas, fue muy duro estar tantos días sin poder entrenar y jugar. Lo que hice en Instagram ayudó a entretenerme y perfeccionar mi técnica, pero extrañé mucho ese día a día que te ofrece el fútbol en tiempos normales. Por suerte, poco a poco todo va volviendo a la normalidad.

-¿No tenés miedo que esa exposición se te vuelva en contra si tu rendimiento futbolístico no es el mejor?

-Más allá de mi profesión, soy un pibe de 20 años que le gusta divertirse. Lo que hago en las redes sociales surgió para hacer más amena la cuarentena y porque me gusta mejorar constantemente la técnica. No me puse a pensar qué pasará dentro de la cancha si las cosas no me salen.

-Pero no va a faltar el que te busque por tu habilidad y tu exposición.

-Yo elegí ser futbolista las 24 horas. Mi forma de ser dentro de la cancha no va a cambiar, por ahí cambia el trato de los rivales hacia mí y tendré que aguantar alguna que otra patada. Nada grave.

Urzi, la joya de Banfield que perfeccionó su técnica durante la cuarentena
Urzi, la joya de Banfield que perfeccionó su técnica durante la cuarentena Crédito: AgusUrzi10

-¿De quién heredaste tanta desfachatez y habilidad?

-Un poco de mi viejo y otro poco de mi vieja, Silvia, que es la que se prende en esto de teñirme el pelo y hacerme estos cortes raros. Mi viejo dice que si salí bueno para el fútbol es gracias a él. Yo nunca lo vi jugar, pero me contaron amigos y familiares que era un crack. Ellos tratan de mantenerme con los pies sobre la tierra.

-¿Cómo es el equilibrio entre la gente que se te acerca, que alguna puede ser negativa y otra no, y protegerte con tu familia?

-Trato de manejarme con cautela y estar atento a la gente que se acerca. Estoy aprendiendo a convivir con la exposición que te da jugar en primera, en la selección y ser conocido en las redes sociales. Siempre hay algunos que aparecen de la nada y ofrecen cosas pensado que uno cambió la forma de ser y de actuar. Y, sin embargo, en mi caso pasa lo contrario. Mi familia y mi representante, Maxi Gallo, me apuntalan para no marearme. Uno es joven y la sobre exposición no siempre ofrece buenas alternativas.

-¿Qué cosas te negás a cambiar?

-Mi caradurez. Eso fue lo que me hizo llegar a lo que soy hoy y lo que mejor representa mi estilo de juego. Me gusta ir para adelante y encarar a quien sea. Ni en los peores momentos evito reírme y ser optimista.

El festejo tras anotar un gol; Urzi también sueña con la selección
El festejo tras anotar un gol; Urzi también sueña con la selección Crédito: AgusUrzi10

Caniche, como lo apodaban en el club por sus cabellos enrulados, es un pibe expresivo, simpático; un chico lleno de histrionismo que habla según la lógica de su edad y que, involuntariamente, se enfrenta al desafío de mantener los pies sobre la tierra en el amanecer de su carrera. Apenas acumula 27 partidos como titular y dos goles. Su debut en primera se produjo de la mano de Julio Cesar Falcioni, en 2018, pero fue Hernán Crespo quien le dio más continuidad y con quien tuvo los mejores rendimientos. En el medio llegaron las convocatorias a diferentes selecciones juveniles y el interés de Boca, River y algunos clubes de Europa. "Por ahora mi meta principal hoy es terminar de afianzarme en primera y, si le puedo dar un título a Banfield, sería un orgullo inmenso", apunta. El contrato con la institución del Sur se extiende hasta junio de 2023 y su cláusula de rescisión es de 20 millones de euros.

-¿Cuánto ayudó el estilo de Hernán Crespo para que tu rendimiento llegase a despertar el interés de Boca y River?

-Con Hernán tuve un muy buen rendimiento porque su estilo es ideal para mis características. Le gusta el juego prolijo, con salidas limpia desde el fondo y transiciones rápidas en la mitad de la cancha. Podía explotar más cómodo mi velocidad y buen dominio. Tuve un rendimiento muy regular con él.

-¿Qué sentís cuando escuchas rumores de una venta a clubes o ligas importantes?

-Trato de mantener los pies sobre la tierra y ser medido con las posibles ofertas o sondeos de clubes tan importantes. Yo siempre quise ser futbolista y es lo siempre soñé. Que se estén dando estas cosas es algo hermoso. Estoy aprendiendo a convivir con las ilusiones y no desenfocarme de lo que quiero.

Crédito: AgusUrzi10

-¿Eso te presiona o te motiva más?

-Que clubes tan importantes de Europa se fijen en mí, me motiva mucho para seguir creciendo. Es un indicio que estoy haciendo las cosas bien y que tanto esfuerzo está dando frutos. Yo me divierto jugando al fútbol.

-Debutaste muy joven y rápidamente tu estilo llamó la atención. ¿Cómo fue crecer futbolísticamente tan de golpe?

-Tal vez mi aparición en primera fue un poco explosiva. Alterné partidos muy buenos y otros no tanto, más allá de que el contexto en el que estaba el club no era el ideal. Mucho ayudó mi forma de ser y mi juego. En las inferiores ya marcaba algunas diferencias con mis compañeros y cuando tuve la oportunidad de debutar y jugar, no me pesó el cambio.

-¿Corriste con la ventaja de que Banfield les da proyección a los juveniles?

-Si, eso fue fundamental. Banfield siempre se interesa en lo que tiene en la cantera y apuesta al crecimiento de los jugadores que forma. Yo conocí rivales de clubes importantes, con muchísimas condiciones, que ni siquiera tuvieron chances de debutar en primera.

-Muchas veces se dice que los jóvenes ya no escuchan a los jugadores experimentados que lo rodean. ¿Vos sos de hablar y escuchar a los referentes?

-Hablo mucho con Nico Bertolo y Jesús Dátolo, que juega en una posición parecida a la mía y siempre me aconseja. Y lo que hablo no es solo futbolístico, trato de tomar cosas que sirven para la vida.

-¿A quién tenés como referentes de tu posición?

-Mis referentes son Ricardo Centurión y Neymar. Me encantan como juegan y la actitud que tienen dentro de la cancha. Se divierten y nunca arrugan. Son dos crack.

Desde que comenzó a despegar en inferiores, Urzi siempre fue considerado para las selecciones argentinas juveniles. Jugó en el Sub 17, el Sub 20, el Sub 23 y hasta participó como sparring de la mayor. Sin embargo, aún no tuvo la suerte de conocer y entrenar con Lionel Messi, su ídolo. "La selección me hace bien porque me levanta. Cada vez que hay una convocatoria, me llaman y eso me pone contento. Sé que soy chico y tengo que aprender, pero no puedo negar que me encanta entrenarme en Ezeiza y representar al país", explica. La meta más próxima de Agustín son los Juegos Olímpicos de Tokio, que se disputaran el año próximo. No obstante, el actual DT de la mayor, Lionel Scaloni, ya lo elogió públicamente cuando dirigía los juveniles y, para él, ya nada es imposible: "Es mi sueño jugar en la selección y voy a trabajar para lograrlo".

-¿Cuánto de este presente se lo debés a tu rendimiento en las selecciones juveniles?

-Fue la vidriera para tener continuidad en Banfield y despertar el interés de clubes importantes. Le estoy muy agradecido al Bocha Batista. Siempre me consideró y me dio los minutos necesarios en la selección. Eso ayudó a que logre continuidad en Banfield.

-¿El sistema táctico y la posición que te da Batista va mejor con tus características futbolísticas?

-El 'Bocha' me da mucha libertad para que yo pueda desarrollar mi estilo de juego y pueda gambetear. Es un técnico que le gusta salir de abajo jugando y atacar con mucha gente. Y a mí gusta correr con la pelota en los pies.

-¿Qué te falta para consolidarte en Banfield?

-Tengo que seguir aprendiendo y sumar continuidad. Esperemos que con la llegada de 'Archu' (Sanguinetti) podamos afianzar la idea de juego y mejorar el funcionamiento individual. Creo que en los últimos torneos el funcionamiento colectivo no fue el ideal y eso nos condicionó en el rendimiento individual. Estuvimos complicados con los promedios y, más allá de algún triunfo bueno, fuimos muy irregulares.

Urzi no duda: "Con continuidad, puedo llegar a ser un ídolo de Banfield"
Urzi no duda: "Con continuidad, puedo llegar a ser un ídolo de Banfield" Crédito: AgusUrzi10

-¿No sentís presión por demostrar las expectativas que se crean en torno tuyo?

-No, al contrario. Soy tan caradura que todo lo que hago es porque lo siento. Hay momentos en que las cosas salen más fáciles y otros no. Pero trato de no preocuparme por lo que piensan y esperan otros de mí. El fútbol es para mí una diversión. Y si puedo divertirme jugando al fútbol, voy a crecer futbolísticamente.

-¿Qué pensás que puede cambiar en tu rendimiento la llegada de Javier Sanguinetti?

-Tiene una forma de pensar y una idea de juego totalmente diferente a la Julio, donde defendíamos más de lo que atacábamos. Con 'Archu' vamos a tener transiciones defensa- ataque más rápidas y vamos a llegar al área rival con mucha gente, vamos a atacar más. Puede ser algo muy parecido a lo que hace el Bocha (Batista) en la selección. No tengo dudas que, con continuidad, puedo llegar a ser un ídolo de Banfield.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.