Con un Balotelli intratable, Italia venció a Alemania y es finalista