Angelici le recortó poder a su vicepresidente y se recalienta la interna de Boca de cara a las elecciones

Ferrari y Angelici, en mejores épocas.
Ferrari y Angelici, en mejores épocas. Crédito: Prensa Boca
Pablo Lisotto
(0)
26 de febrero de 2019  • 20:50

En el Mundo Boca se sabía que iba a ser un martes intenso. Que en la reunión de Comisión Directiva, la segunda de este 2019, iban a tomarse decisiones importantes. Y si bien el rumor más fuerte (que Royco Ferrari dejaría de ser vicepresidente) se desintegró con el correr de las horas, lo cierto es que a quien supo acompañar a Daniel Angelici en las últimas elecciones que tuvo Boca, en 2015 le recortaron poder.

Royco Ferrari, hombre de peso en todas las peñas que tiene el club de la Ribera en el país y en el mundo, fue apartado del Departamento de Interior. Según le confiaron a LA NACION desde Brandsen 805, la decisión forma parte de una reorganización en esa área, que a la vez acompaña a toda la reestructuración que está atravesando el club, y a la profesionalización de los mandos de ejecución. Según deja correr la dirigencia actual, la medida obedece al intento de desarmar el nexo entre ese cargo y el rosqueo político, interno y externo...

Pero hay más. Porque esa decisión también puede ser interpretada como una sanción a Ferrari, a quien Angelici le cuestionó esta tarde haberlo criticado a él y a algunos integrantes de la CD en una reciente reunión de peñas en Córdoba. Esto no cayó nada bien en la Comisión Directiva, que se mostró alineada con Angelici ante el pedido de disculpas del vicepresidente.

La relación entre Angelici y Ferrari es casi nula. Con el paso de los años, Ferrari siente que solo fue utilizado para ganar la elección de 2015, gracias a su fuerte vínculo con las peñas, pero que luego fue apartado de las decisiones importantes. Y que ese ninguneo se potenció en los últimos meses, cuando asumió un un mayor protagonismo Christian Gribaudo, el secretario general y candidato del oficialismo rumbo a los comicios de diciembre.

Si bien la reunión de esta tarde culminó con aplausos, el asunto a seguir de cerca es ver qué hará Ferrari ahora. Porque si bien todos apuestan a que habrá unidad dirigencial hasta que las urnas hablen, no sería descabellado que el dirigente se presente a la elección por una lista externa al oficialismo. Y los votos que arrastra resultan muy seductores para aquellos que se candidatean a presidente de Boca, como es el caso de Jorge Ameal y José Beraldi, los que ya hicieron públicos sus deseos de suceder a Angelici.

Unas horas después de la reunión, Ferrari utilizó su cuenta de Twitter para ofrecer un comunicado. Además de valorar haber encabezado el Departamento mencionado, dejó una lectura crítica, aunque sin elevar de todo el tono. "No es momento de hacer declaraciones, ni exponer circunstancias que pueden dañar a nuestro club", escribió. "Si alguien está pensando en intereses personales por sobre Boca, no está pensando en el Boca que todos queremos", siguió.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.