Confirmada la lesión de Cubas, Barros Schelotto debe rearmar el mediocampo para el superclásico

Cubas se retiró en camilla, muy dolorido, ante Deportivo Cali
Cubas se retiró en camilla, muy dolorido, ante Deportivo Cali Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
El misionero sufrió una lesión ligamentaria en el tobillo y se perdería el resto del semestre
Patricio Insua
(0)
21 de abril de 2016  • 15:32

La primera señal de alarma la dio el rostro de Andrés Cubas, compungido cuando debió ser reemplazado a los 20 minutos del segundo tiempo anoche frente a Deportivo Cali, en el último partido del grupo de Boca por la Copa Libertadores. La ratificación de que estará afuera por un tiempo prolongado llegó con el parte médico oficial: " Lesión ligamento deltoideo. Tratamiento conservador con inmovilizador de tobillo". Con ese diagnóstico, el misionero no sólo se quedó afuera del superclásico sino que podría despedirse del campeonato. Entre algodones siguen Agustín Orion, Daniel Díaz (hoy hizo movimientos livianos), Pablo Pérez y Federico Carrizo, todos ausentes el miércoles por distintas dolencias.

Frente a Aldosivi, Guillermo Barros Schelotto había puesto en el centro del campo a Cristian Erbes después de cinco meses de inactividad. Pero ayer ante la lesión de Cubas permaneció en el banco y quien ingresó fue Leonardo Jara para que Fernando Gago se corra hacia el centro del campo.

De cara al choque con River, hay un abanico de distintas posibilidades que se le abre al Mellizo de cara a la conformación del mediocampo.

En caso de que Gago sea repuesto como número 5, crecen las posibilidades de que Pérez (esta mañana hizo fútbol con alta intensidad, ya recuperado del esguince de tobillo sufrido ante Racing) se pare de 8. Como variante al rosarino podría aparecer Jara, y con menos chances para ese lugar corren Marcelo Meli y Rodrigo Bentancur. Si en cambio es Pichi el elegido para moverse entorno del círculo central, entonces Gago permanecería a la derecha. En todos los casos, Lodeiro se mantendría a la izquierda, delante de Frank Fabra y detrás de Carrizo.

Desde su vuelta al equipo ante Atlético de Rafaela, Cubas se había transformado en una pieza indispensable para el equilibrio de su equipo. Su ausencia obliga a Guillermo a armar un rompecabezas en la mitad de la cancha.

cd/av

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.