Carlos Sánchez, Ariel Rojas, Torrico y ahora Fernando Zuqui: Godoy Cruz, un semillero para los clubes grandes