Cataclismo: el presidente de PSG, la primera víctima de la eliminación