Aldosivi dio el golpe ante Colón y lo dejó sin DT: ganó de visitante después de 11 partidos; se fue Lavallén

Argentina Superliga
  • 0
Colón Santa Fe

Colón Santa Fe

  • 2
Aldosivi

Aldosivi

  • Sebastián Rincón /
  • Federico Andrada
José E. Bordón
(0)
6 de diciembre de 2019  • 19:52

SANTA FE.- La despedida del año ante su gente para Colón estuvo lejos de la deseada y a tono con la actualidad del equipo sabalero en la Superliga. Y fue el resurgir de Aldosivi, que está en zona de descenso pero tomó impulso al vencerlo por 2-0 por la fecha 16 y lograr su primer éxito como visitante luego de 11 partidos. Sebastián Rincón, de penal, abrió el marcador sobre el final del primer tiempo y Federico Andrada selló el resultado en el cuarto minuto de descuento de la segunda etapa. Tras el partido, renunció Pablo Lavallén, DT de Colón.

El Tiburón se llenó la cara de alegría. Volvió al triunfo de visitante ante un rival que está cada vez más complicado con la tabla del descenso. Ganó bien el conjunto marplatense. Eso no se discute. Pero lo que no se puede obviar es que el sabalero desarrolló su peor performance en los últimos años. Se podrá decir, como lo esbozaron plateístas y hasta dirigentes, que la realidad futbolística del sabalero es ésta. Si es así, como lo demostraron los jugadores y el cuerpo técnico, todo lo demás, final de la Copa Sudamericana incluida, fue un espejismo. Quizá sí, porque repite viejos errores que a la luz de los resultados son parte de su esencia. Ejemplo: el equipo encara esta parte del final con el técnico, Pablo Lavallén, desplazado del cargo, y un plantel que sabe que se viene una "limpieza" severa. Cualquier DT que vio este cotejo y que haya sido tentado, lo pensará dos veces.

El resumen del partido

En la cancha hubo un solo equipo. Ése fue Aldosivi. Es cierto que Colón le dejó espacios y cometió gruesos errores en la contención, pero así aparecieron Bertoglio, Grahl y Rincón para desnudar todas las falencias rojinegras. El local se fue acomodando a ser desbordado y el visitante a querer tener un marcador más holgado. Por suerte para el sabalero, el arquero Burián sí entró a la cancha y se encargó de evitar que el riesgo que generaba su defensa y los delanteros visitantes, vulneraran seguido su valla. El resto del local caminó la cancha, desconociendo que la tabla es lapidaria. Hasta pareció, por momentos, una falta de respeto a la gente que tanto lo apoyó en esta parte del año.

El segundo tiempo imponía cambiar. Sin embargo, volvieron los mismos once, aunque el visitante no tenía por qué alterar su juego con un resultado favorable. Lavallén reaccionó, convocó a los pibes para que ante su gente demostraran que los mayores eran los que se estaban equivocando. Con todo, Aldosivi no cambió. Siguió ordenado, buscó espacios por los laterales y se aprovechó de las ventajas que no supo corregir el adversario. Esos pocos detalles terminaron siendo meritorios para un equipo que sigue dando pelea. Lo de este viernes sirve para reforzar el objetivo de pelear hasta el final.

En el historial jugaron cuatro partidos en primera división, con dos éxitos de Aldosivi, uno de Colón y un empate.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.