Como para esconderlo

Con un gol de penal, Independiente logró un éxito pobre por 1-0 ante Tiro Federal; Agüero fue expulsado en el final La ficha del partido
Con un gol de penal, Independiente logró un éxito pobre por 1-0 ante Tiro Federal; Agüero fue expulsado en el final La ficha del partido
Francisco Schiavo
(0)
25 de septiembre de 2005  

Sólo el destino sabe qué suerte le deparará este torneo a Independiente. Pero sea cual fuere, cuando quiera volver a recorrer lo mejor de ese camino más le valdrá omitir el triunfo de anoche ante Tiro Federal por 1 a 0. Fue de esas victorias en las que no hay más conclusión gratificante que el resultado, que, por lo demás, fue bastante generoso para con sus méritos. Es que no puede dejar de medirse el cotejo a partir de la evidente diferencia de potencial entre un equipo y otro, entre las expectativas jerarquizadas y la necesidad de supervivencia que representaban anoche Independiente y Tiro, respectivamente.

Falcioni fue el primero en fastidiarse por esa expresión indolente que fue su equipo en la primera etapa. Perplejo, el técnico no entendía porqué de la noche a la mañana se desdibujaban los preceptos que le inculcó desde que llegó a Avellaneda: orden, concentración y solidaridad. Como si lo hubiese atenazado la presunción de que debía resolver el partido con rapidez y facilidad, Independiente apareció llamativamente impreciso, nervioso.

En buena medida lo salvó la fama de Agüero. De no ser por eso, no se comprende el apuro de Basualdo por cometerle infracción en el área cuando el diminuto delantero apenas si se movía hacia la pelota y todavía no existía un peligro real. Frutos no falló al ejecutar el penal, uno más entre los abundantes que viene capitalizando Independiente en el Apertura.

Pero ni siquiera apareció la solvencia conocida de los Rojos para apoyar la ventaja. Era curioso, porque enfrente tenían al más accesible de los rivales que hoy les puede ofrecer el torneo: Tiro Federal llegaba a la cancha de Lanús con el lastre indeseable de siete derrotas. Un solo índice basta para ilustrar la pobreza de Independiente: Frutos y Agüero, una sociedad que casi siempre había funcionado, casi no entraban en juego.

Tiro, que comenzó con un planteo de franca contención -una doble línea de cuatro, De Bruno como enlace y Cámpora como único hombre adelantado-, empezó a tomar nota de esa postura ausente e indecisa de Independiente y, consecuencia natural del fútbol, se animó a algo más.

Con De Bruno como mentor excluyente de su juego, los visitantes ocuparon los espacios que Independiente dejaba en blanco, menos uno: el ataque, un rubro en el que carecen de los mínimos recursos. Para colmo, el voluntarioso Cámpora retrocedía con frecuencia para conectarse con la pelota y eso anulaba la única presencia posible de los rosarinos en el área local. Pero, por juego, progresivamente acumulaban méritos. Incluso podían haber tenido una buena chance si el árbitro Pompei no se equivocaba al sancionar fuera del área una falta de Leyenda a De Bruno que ocurrió dentro del rectángulo.

La esperada reacción de Independiente en la segunda parte no ocurrió, salvo por el fervor de Pusineri. Tiro Federal insistió con el merodeo improductivo, pero casi paga la falta de equivalencias cuando Agüero -en algún momento debía despertarse- apareció libre en el área y picó la pelota, que dio en el travesaño. Despúes hubo un arresto final de los ganadores, que no cambió la imagen; la noche olvidable se cerró con la expulsión de Agüero (ver aparte). A Independiente se le encendió una luz de alarma para cuando los exámenes eleven la exigencia.

  • Roja para el pibe

    Sobre el final, en un roce, Germán Basualdo escupió a Sergio Agüero; como el volante de Independiente se enfureció, el DT Falcioni se dispuso a reemplazarlo. Cuando Agüero se iba, le arrojó un manotazo a Basualdo y el árbitro Pompei lo expulsó: no podrá actuar ante River, por la próxima fecha.
  • LO NEGATIVO

    La hinchada no aprende

    Independiente debió resignar su localía por no cumplir con las normas de seguridad. Ayer, cuando salió el equipo, la hinchada arrojó dos bombas.

    EL REGRESO

    Pusineri se puso la cinta

    Tras su expulsión en la 2a fecha ante Instituto, Pusineri cumplió con la inhabilitación de cinco partidos que le impedía ser el capitán de los Rojos.

    EL DATO

    En Lanús, segundo triunfo

    Con la victoria de ayer frente a Tiro Federal, Independiente venció en dos de los nueve encuentros que disputó en condición de local en Lanús.

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.