Copa Africa: lo que hay que saber de un torneo con problemas organizativos e investigaciones de la FIFA

Salah, la carta ganadora de Egipto
Salah, la carta ganadora de Egipto Crédito: PHIL NOBLE
(0)
21 de junio de 2019  • 07:22

Como nunca antes, la Copa de África reúne a grandes futbolistas y varios candidatos a coronarse como el nuevo faraón. El campeonato comienza este viernes en Egipto, en un clima de tensión por la seguridad, y que contará con todos los grandes del continente, entre ellos a la estrella local Mohamed Salah y al senegalés Sadio Mané, favoritos al trono.

Luego de largos meses de dudas y polémicas en torno a la organización, el puntapié inicial lo dará el conjunto anfitrión frente a Zimbabwe, cuando desde las 17 (hora argentina) comiencen a jugar en El Cairo. Será un soplo de aire fresco en medio de un clima caliente, tanto en lo político como en lo social.

¿Por qué Egipto?

Desde que Egipto reemplazó casi al límite del tiempo a Camerún, descartada en noviembre por los numerosos retrasos en las infraestructuras, las incertidumbres fueron una constante en la organización; sobre la seguridad, por los atentados recientes con turistas y la comunidad copta ortodoxa como objetivos, y sobre la logística para albergar a todos los equipos con el nuevo formato.

La muerte el lunes de Mohamed Morsi, antiguo presidente procedente de la organización prohibida de los Hermanos Musulmanes, recordó a unos días del torneo que el país atraviesa por un periodo político de inestabilidad tras la caída del régimen de Hosni Mubarak en 2011.

Un guardia de seguridad en las inmediaciones del estadio principal, en El Cairo
Un guardia de seguridad en las inmediaciones del estadio principal, en El Cairo Fuente: AP

La Confederación Africana (CAF), justamente con sede en El Cairo, tampoco escapa a las polémicas: su presidente, el malgache Ahmad Ahmad, fue detenido por la policía francesa en junio en París, y también se vive un escándalo en torno a la vuelta de la final de la Champions League africana, por una falla en el VAR, que aún no se disputó.

Este mismo jueves se anunció que la secretaria general de la FIFA Fatma Samoura fue nombrada delegada general para África a partir del 1 de agosto, por un periodo de seis meses, para supervisar a la Confederación Africana.

Pero el viernes por la noche en el Estadio Internacional de la capital, el balón y sus protagonistas volverán a estar en el centro de los focos. Mohammed Salah es la esperanza de 98 millones de egipcios, que esperan que su selección coseche un octavo título, todo un récord.

El duelo Salah vs Mané

Ganador de la Champions League europea el 1 de junio con Liverpool, y anotador de un gol de penal en la final, Salah aspira a su primer título con la selección, después del decepcionante Mundial ruso en el que jugó sin estar al 100% por una lesión en el hombro.

La selección entrenada por el mexicano Javier Aguirre parte como gran favorita. La bulliciosa hinchada egipcia ya disfrutó del título propio en tres de las cuatro ediciones de la CAN disputadas en Egipto, la última en 2006.

"El público es un plus", reconocía el técnico francés de Uganda, Sébastien Desabre, rival de Egipto en la primera fase. "Salah no va a ganar la CAN él solo, pero está en forma y puede marcar la diferencia", añadió.

Un mural de Mohamed Salah en las calles de El Cairo
Un mural de Mohamed Salah en las calles de El Cairo Fuente: AFP

Pero el Faraón de Egipto tendrá una competencia pocas veces vista, alimentada por el paso de 16 a 24 países. Aunque no estará el Gabón de Pierre-Emerick Aubameyang.

Su rival más temible es quizá el más cercano, su compañero en el Liverpool, el senegalés Sadio Mané.

Senegal cuenta con una ataque de lujo, pero también con una muralla en la defensa: Kalidou Koulibaly. Los Leones de la Teranga, si finalizan primeros de su llave, pueden soñar con una final, el 19 de julio, contra el anfitrión, siempre que Egipto también lidere su grupo.

"Senegal es el equipo más fuerte, individual y colectivamente. Al fin tienen un arquero de calidad", analiza el veterano entrenador francés Claude Le Roy, gran conocedor del fútbol africano.

Los candidatos

Además de Egipto y Senegal, también aparecen como serios aspirantes al trono el Camerún de Eric Maxim Choupo-Moting, con el arquero del Ajax André Onana. Marruecos, con el técnico francés Hervé Renard, y Nigeria.

El fútbol africano, que no metió a ninguno de sus equipos en octavos del Mundial 2018, y que vive un periodo de inestabilidad, tiene la oportunidad de recobrar su credibilidad. Y eso que el termómetro alcanzará los 40 grados y que varios jugadores que militan en Europa llegan cansados de una larga temporada.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.