Coronavirus. FIFA, Conmebol y Enard: las ayudas a clubes y deportistas para mitigar el impacto económico

Lionel Messi y Lautaro Martínez, dos figuras del seleccionado argentino. La Pulga verá su contrato con Barcelona rebajado por culpa del coronavirus.
Lionel Messi y Lautaro Martínez, dos figuras del seleccionado argentino. La Pulga verá su contrato con Barcelona rebajado por culpa del coronavirus.
(0)
26 de marzo de 2020  • 21:01

La pandemia del coronavirus desafía a la industria del fútbol. Puertas para adentro, la FIFA evalúa al escenario provocado por la enfermedad como "sin precedentes" en toda su historia. Por eso, desde Suiza promueven que los contratos de los futbolistas sean a utomáticamente prorrogados hasta que terminen los torneos locales e internacionales en los que están implicados sus equipos. Y también relajaron las ventanas internacionales de transferencias: se abrirán recién cuando se sepa el cronograma de la próxima temporada. Hasta ese momento, la idea es minimizar los conflictos : permitirán arreglos y postergaciones en el pago de salarios en forma particular.

El hecho de que la inmensa mayoría de las ligas del mundo estén paradas por el coronavirus hizo que la FIFA calificara a la pandemia como "caso de fuerza mayor", por lo que la enfermedad puede ser invocada para modificar el marco legal vigente, tal como lo permiten los estatutos. Además de permitir la prórroga automática de los contratos ya firmados que terminarían, por ejemplo, el próximo 30 de junio, dejará que aquellos convenios ya sellados con fecha de inicio fijada para el 1 de julio recién entren en vigencia cuando arranquen las temporadas 20-21.

Además, la FIFA dejará que casos como los de Barcelona (el club negocia con los deportistas profesionales una quita del 70% en sus sueldos mientras dure la pandemia), Leeds (futbolistas, entrenadores y ejecutivos aceptaron el diferimento en el pago de sus salarios) o Unión Berlín (el plantel profesional no cobrará durante la pandemia para que el club pueda seguir funcionando).

Es decir, la FIFA promoverá arreglos particulares que tengan validez mientras la pelota esté parada. Además, aceptará que los contratos con futbolistas o entrenadores sean "suspendidos" siempre que se consigan vías alternativas de ingresos para esos profesionales, como los seguros de desempleo vigentes en cada país. La FIFA monitorea el impacto económico causado por el Covid-19 y recomendó estas medidas en la reunión del comité de grupos de interés realizada ayer por video conferencia.

La Conmebol, por su parte, tomó medidas ejecutivas tendientes a paliar el día a día de los clubes que compiten en los torneos sudamericanos. Anunció, a través de un comunicado, que los equipos que participen tanto en la Copa Libertadores como en la Sudamericana podrán solicitar un "anticipo excepcional" equivalente al 60% de los derechos de participación para hacer frente a sus gastos corrientes y evitar que se corte su cadena de pagos. El monto total del dinero disponible para los clubes asciende a US$ 65 millones.

El presidente de la entidad, el paraguayo Alejandro Domínguez les informó la novedad a los diez países que integran la confederación mediante una carta. En el documento, Domínguez explicó que "situaciones como esta (en referencia al coronavirus) requieren respuestas ágiles y excepcionales, destinadas tanto a preservar la salud de la gran familia del fútbol sudamericano, como a disminuir en la medida de lo posible el impacto económico que supone la interrupción de las competiciones". Las asociaciones nacionales (en el caso argentino, la AFA) serán las encargadas de gestionar el pedido ante la Conmebol en nombre de sus clubes.

La primera medida que tomó el ente rector del fútbol sudamericano fue el 12 de marzo: se suspendieron los partidos de la Copa Libertadores que estaban programados para los días 17, 18 y 19 para hacerle frente al avance del COVID-19 en el continente. Pero, luego, el 18 de marzo se confirmó la pausa total: se postergó temporalmente la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, con una fecha inicial hasta el 5 de mayo.

"Nos encontramos ante un gran desafío de la salud mundial que afecta entre otras cosas la realización de los eventos deportivos como la CONMEBOL Libertadores y CONMEBOL Sudamericana. La Conmebol se encuentra comprometida con la prevención del COVID-19, y ante el riesgo de la expansión del mismo, y en salvaguarda de la salud de los jugadores, cuerpo técnico, delegados, árbitros, dirigentes, prensa e hinchas, el torneo se encuentra suspendido", apuntó la nota presentada hace ocho días.

Aunque Domínguez aseguró que la Copa Libertadores retornaría el 6 de mayo, siendo "optimista" y "en el mejor de los escenarios", hoy la situación parece más difícil. Así, la Confederación anunció que continuará con el monitoreo de la situación, junto con las autoridades de los clubes, y lanzó una campaña en redes sociales para cuidar la salud y promover la cuarentena: "No hay apuro para volver a jugar al fútbol, porque cuando volvamos a jugar, queremos ver a todos sanos en la cancha. Juega de local, #QuedateEnCasa".

El apoyo del Enard a los deportistas

El Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) anunció que se entregarán becas extraordinarias y solidarias de 10.000 pesos para los deportistas que ya percibían ante la coyuntura que se presenta en estos días por la pandemia de coronavirus y la cuarentena obligatoria.

"En vista del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno Nacional para combatir la expansión del coronavirus, las autoridades del Enard decidieron otorgar a todos los becados activos una beca extraordinaria y solidaria de $10.000 (diez mil pesos), suma fija, únicamente durante los meses de abril y mayo", informó el ente.

"El monto es adicional a la beca que ya perciben mensualmente, y no se modifican la categoría ni el valor de la beca actual de cada beneficiario", aclararon.

Gerardo Werthein, presidente del COA
Gerardo Werthein, presidente del COA Crédito: Ignacio Sanchez

En un panorama que parece encontrar picos de contagio a futuro, el mundo del deporte también es uno de los más golpeados. Tanto para aquellos deportistas que planificaban año olímpico, o simplemente, un desarrollo normal de año con metas establecidas, el encierro y la falta de entrenamiento convencional se hace sentir.

"Seguimos convocando a toda la comunidad deportiva a cumplir y colaborar con las recomendaciones y medidas vigentes. No sólo se trata de acatar las normas impuestas, sino de respetar la vida -la de uno y la del prójimo-, cuidándonos entre todos", instó el Enard.

Además, el ente alentó a sus deportistas a continuar difundiendo videos para concientizar a los compatriotas. "Como ejemplos y referentes de millones de argentinos, nos llena de orgullo y emoción ver a tantos atletas y entrenadores ayudando a difundir a través de los medios y de las redes sociales -bajo los hashtags #YoMeQuedoEnCasa y #YoEntrenoEnCasa-, un mensaje de solidaridad, compromiso y aliento. ¡Sigamos por ese camino!", concluyó el mensaje.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.