Messi hizo 43 tantos en 38 partidos, pero el goleador fue Cristiano, con 48