Cristiano Ronaldo, un líder completo

Cómo fue que el astro ejerció de capitán, de jefe y casi de DT de Portugal en la final de la Eurocopa, fuera de la cancha
Ignacio Encabo
(0)
12 de julio de 2016  

Cristiano en el festejo de Portugal
Cristiano en el festejo de Portugal Fuente: Reuters

PARÍS.– Siempre guió a sus equipos con goles y arengas dentro del césped, pero la final de la Eurocopa sacó a la luz al otro líder que vive dentro de Cristiano Ronaldo . Obligado por una lesión a vivir desde fuera gran parte de la final en París, el futbolista portugués ejerció de capitán, de jefe y por momentos casi de entrenador en la prórroga que coronó a Portugal en el Stade de France.

"Todo el mundo quedó en shock cuando se lesionó, pero en el descanso tuvo unas palabras fantásticas para todo el equipo", reveló el lateral Cédric. "Eso nos dio mucha confianza, nos dijo que estaba seguro de que ganaríamos si el equipo estaba junto y luchaba por ello".

Cristiano Ronaldo vivió la prórroga con los ojos aún llorosos tras haber derramado lágrimas de rabia y amargura por su lesión, un esguince del ligamento lateral interno de grado uno en la rodilla izquierda. Fue evacuado en camilla y se marchó abatido al vestuario. Ahí permaneció hasta el minuto 90, cuando regresó al banco.

Con un aparatoso vendaje en la rodilla herida y en zapatillas, el jugador del Real Madrid habló uno por uno con sus once compañeros que tenían el destino de Portugal en sus botines. Eran palabras de aliento, de ánimo. Un consejo aquí, una caricia allá.

"Cristiano me dijo: ‘tú tienes que anotar el gol del triunfo’", señaló Eder, el héroe que nadie esperaba, tras anotar el tanto que decidió el torneo. "Fue una sensación que tuve", confesó después Ronaldo. "Llevo mucho tiempo en el fútbol y me muevo por sensaciones. No soy brujo ni nada así, simplemente sentí que él iba a resolver en el alargue".

Estaba tan nervioso antes del gol que no podía sentarse. Se movía, rengueando. Hablaba con su entrenador, Fernando Santos , y discutía con él sobre qué hacer y, sobre todo, qué no hacer.

Es acusado de egoísta por sus críticos, que no son pocos, pero no se conoce aún a ningún compañero -de Portugal , del Manchester United o del Real Madrid - que haya hablado mal en público de él.

"Fue fantástico, su actitud fue increíble. En el descanso, en la prórroga, nos ayudó a todos. Nos motivó con sus palabras y todo el equipo reaccionó con ello", dijo Cédric. "Nos prometimos que íbamos a ganar por él y lo hicimos", agregó Pepe .

Santos tampoco pudo ser menos: "Cristiano Ronaldo fue un ejemplo increíble, intentando seguir a pesar de su lesión. Se comportó muy bien en el vestuario y en el campo, eso es lo que se llama trabajo de equipo".

La última imagen de Portugal en el Stade de France también reflejó que la estrella lusa lleva la voz cantante hasta en las celebraciones. Fue él quien lideró el "tren" humano con el que los futbolistas portugueses abandonaron el estadio de Saint-Denis cerca de las tres de la madrugada. Estaba eufórico el crack: "No importa si jugamos bien o mal, lo único importante es que nos llevamos la copa para Portugal".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.