De Cardona a Crackdona: ¿Por qué el nivel del colombiano de Boca sube y baja?