Quién lo descubrió a Luka Romero en la AFA, su primera vez y los temores en Ezeiza

Lunes 10 de julio de 2018, adelante, en el centro de la imagen, Luka Romero y la primera práctica de su vida con los colores celeste y blanco en el predio de Ezeiza
Lunes 10 de julio de 2018, adelante, en el centro de la imagen, Luka Romero y la primera práctica de su vida con los colores celeste y blanco en el predio de Ezeiza Crédito: AFA
Cristian Grosso
(0)
25 de junio de 2020  • 08:00

Nació en México, su padre es argentino y se crió en España. Sobrevolaban demasiadas tentaciones, había que reaccionar enseguida. El scouting con más esfuerzo que recursos que Hermes Desio -entonces, como director de selecciones juveniles- llevaba adelante en la AFA detectó a Luka Romero y lanzó el operativo seducción. La primera voz de alerta, en rigor, fue de Marcelo "Lelo" Rodríguez, un ex futbolista de Estudiantes que vive en Mar del Plata. Suyo es el mérito. Él lo descubrió y avisó. Y se activó el plan: de Mallorca a Buenos Aires. Si en 2004 la 'factoría Pekerman' había inventado un amistoso fantasma contra Paraguay, en la cancha de Argentinos, para blindar a un tal Lionel Messi, esta situación también reclamaba astucia y premura.

El domingo 8 de julio de 2018 lo fueron a buscar sus abuelos al aeropuerto de Ezeiza. En contadas ocasiones había venido al país. A uno de sus países, según sus tres pasaportes. El lunes 9 de julio, con 13 años, atravesó por primera vez el portón del predio de la AFA. A diferencia de los tres días de prácticas habituales, esa semana la Sub 15 que dirigía Alejandro Saggese se entrenó de lunes a viernes para justificar el viaje de Luka. Lo recibió Juan Sforza, el capitán de la Sub 17; con códigos de adolescentes, él le transmitió de qué se trataba ser jugador de selección. Había algunos temores: cómo se iba a sentir frente a un mundo que estaba descubriendo. Todo era novedoso, no había que perder de vista que, por entonces, sólo había estado pocas veces en la Argentina. Era casi un extranjero.

Enseguida, todos en la AFA se quedaron tranquilos: esa misma tarde del 10 de julio, de inmediato se transformó en un pibe más -con giros españoles al hablar, claro- divirtiéndose con los demás en la sala de juegos. A los saltos, a los gritos, en encendidos duelos al ping pong.

Otra imagen de Luka Romero, de botines color naranja, la primera vez que se encontró en la Argentina con sus compañeros de la Sub 15
Otra imagen de Luka Romero, de botines color naranja, la primera vez que se encontró en la Argentina con sus compañeros de la Sub 15 Crédito: AFA

Volvió en septiembre de 2018. Volvió en otros seis viajes transatlánticos en 2019, hizo su primer gol contra un combinado de Newell´s y el bautismo internacional en la red fue contra Perú, de tiro libre. Y llegó el debut oficial con los bastones albicelestes en noviembre/diciembre del año pasado, con la casaca número 18: el Sudamericano en Paraguay que se llevó Brasil por penales, después de empatar 1-1 en la final. A Luka le atajaron su remate en la definición. "No pudo ser. Fue una pena fallar el penalti, ojalá algún día pueda devolverlo. Volveremos por más", volcó en sus redes sociales. Sí, penalti escribió. No importó, el encantamiento ya se había producido.

Actualmente, emisarios de la Federación española insisten por Mallorca sin perder las esperanzas. Desde México le proponen casi a diario hacer un Zoom con la Sub 17 para que los chavos lo convenzan de jugar con ellos. Luka no tiene nada más que hablar con nadie.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.