Del futsal pasó a atajar en la selección de Gibraltar, con el sueño de entrar en la Eurocopa

Kyle Goldwin, arquero de Gibraltar, con su hijo a cuestas
Kyle Goldwin, arquero de Gibraltar, con su hijo a cuestas Crédito: Instagram
Germán Leza
(0)
15 de noviembre de 2018  • 19:11

Gibraltar, ese peñón británico al sur de la península ibérica, sueña con jugar una Eurocopa. Por lo pronto, compite en la Liga de la Naciones, un certamen que reúne a todas las selecciones europeas y que tiene cuatro divisiones de acuerdo al ranking FIFA . Gibraltar ocupa la categoría D, que es la más baja de todas.

En octubre pasado, el pequeño territorio de 33 mil habitantes consiguió su primera victoria en partidos oficiales, luego de 22 partidos. Fue como visitante en la Liga de las Naciones , ante Armenia por 1-0, y gracias a un penal que anotó su capitán, Roy Chipolina. La noticia recorrió el mundo. Y después, sumó otro triunfo: 2-1 como local ante Liechtenstein. El peñón tiene 6 unidades en el Grupo 4 de categoría D. Macedonia es el líder con 9. Si logra quedar primera en el grupo, luego participará junto a los punteros de las otras 15 zonas de todas las divisiones en un play-off por la clasificación a la Eurocopa 2020. Por cada una de las cuatro divisiones, habrá una plaza para la Eurocopa.

Antes del triunfo ante Armenia, Gibraltar sólo había ganado dos partidos amistosos: ante Malta, en 2014, y contra Letonia en 2018. Ambas por 1-0.

Por eso, Kyle Goldwin, se ilusiona con lo que se viene. Era arquero de futsal y después se hizo dueño del arco de la selección de 11. En la victoria ante Armenia fue uno de los héroes de la gesta. Por las mañanas, el 'Chino' como le dicen, trabaja en una oficina del gobierno. El día después de aquel partido ante Armenia, llegó tarde. "No pude irme a la cama hasta alrededor de las 2.30 de la madrugada, y tenía que estar en el trabajo para las 8.00. Salí con tiempo, ¡pero la gente seguía parándome por el camino y abrazándome!", relató Goldwin en diálogo con el sitio FIFA.com.

Las atajadas de Goldwin y el triunfo ante Armenia

"Cuando sonó el pitido final fue surrealista, increíble. El ambiente en los vestuarios era increíble. Y la reacción que obtuvimos por parte de los aficionados armenios fue asombrosa. Nos brindaron una ovación puestos en pie, aplaudiendo, aclamándonos", recordó el Chino. Tres días después vencieron a Liechtenstein, en Gibraltar, en un estadio con capacidad para 2000 personas.

Uno de los aspectos más increíbles de la historia de la selección de Gibraltar es el recorrido deportivo de Goldwin. La primera vez que atajó en cancha de 11 fue poco antes de cumplir 30 años. En 11 partidos, Gibraltar había recibido 52 goles. Pero en los últimos cinco encuentros, sólo recibió cinco.

"Trabajo a tiempo completo para el gobierno de Gibraltar. Soy un marido y el padre de dos hijos preciosos, y luego entrenamos a diario con nuestros clubes, ¡así que me gusta decir que tengo tres trabajos!", afirma Goldwin en el sitio de la FIFA. Y añadió: "Entrenamos desde las 21 hasta las 23, seis días a la semana. Y con la selección, una o dos veces por semana". Este viernes, como local, Gibraltar recibe a Armenia y va por otra victoria que dé la vuelta al mundo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.