Es oficial: Diego Maradona se fue de Gimnasia, tras un ciclo de ocho partidos, tres triunfos, bailes y hasta un trono

Fuente: LA NACION
(0)
19 de noviembre de 2019  • 18:18

No pudo ser. El amor de Gimnasia y Diego Maradona tuvo un final abrupto. El anuncio que hizo el oficialismo de no intentar una reelección de Gabriel Pellegrino, fue el punto de inflexión en esta historia. Y en apenas tres meses de gestión, los números de Diego al frente del equipo resultaron irregulares, ya que estuvo al frente en ocho partidos, con apenas tres victorias, todas en condición de visitante.

Anoche les dijo a los jugadores que no seguía. Hubo lágrimas. Todos trataron de convencerlo, pero no hubo caso. La salida de la figura política de Gabriel Pellegrino, el hombre que lo trajo, fue el detonante. Y la confirmación llegó este mediodía, con Pellegrimo como el portavoz: "Maradona ya no es más el técnico de Gimnasia. Él dijo que está para sumar, no para dividir". La salida se oficializó en diálogo con el programa De Una, por radio La Red. Por ahora, Mariano Messera quedará como DT interino.

Otra salida por la política del club

Con esta salida de Maradona, se repite la historia de Diego con Racing, cuando apoyó la candidatura de Juan De Stéfano en 1995 y decidió dar un paso al costado tras el triunfo en las urnas de Osvaldo Otero: "Cualquiera se moriría por dirigir a Racing. Yo estoy orgulloso de hacerlo, pero soy un hombre de palabra", fueron sus palabras en aquel entonces.

Los tres éxitos que el equipo consiguió con Maradona como entrenador, que tuvo a Sebastián Méndez y Adrián González como ayudantes, terminaron con goleadas, ya que la primera victoria fue en Mendonza, ante Godoy Cruz, por 4-2, el siguiente se dio ante Newell's, en Rosario, con un contundente 4-0 y la última fecha, ante Aldosivi, en Mar del Plata, se quedó con tres puntos después de un 3-0.

Así se despidió del Lobo

Más allá de los resultados cada uno de los partidos que Gimnasia disputó,debutó ante Racing, en el Bosque, cada uno de los partidos, en especial lo que se disputaron afuera de La Plata, resultaron fiestas emotivas emotivas, ya que todos los clubes del fútbol argentino le rindieron homenajes a Diego Maradona.

Antes de la llegada de Diego a Gimnasia, en la Superliga, el equipo había convertido apenas dos goles en cinco cotejos y su falta de contundencia le había dejado una cosecha muy pobre: un punto de 15 posibles.

La presentación de Maradona en Gimnasia

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford

No se lo quiso perder nadie. Con la ciudad colapsada desde el anuncio, el bosque platense se vistió a tono con la ilusión: más de 25 mil personas se acercan al estadio de Gimnasia para la presentación de Diego Maradona como director técnico de un equipo que en los números está en zona de descenso, pero que desde el efecto Maradona logró una reacción pocas veces vista. El Bosque se llenó de hinchas, fanáticos del exastro que lograron asociarse sobre la hora y hasta jugadores, como fue el caso de Ignacio Fernández, el volante de River.

Sale a la cancha Maradona

02:59
Video

A las camisetas de Gimnasia se le sumaron las de la selección argentina, Napoli, Dorados. Los colores van cambiando camino al regreso oficial de Maradona al fútbol argentino. Gimnasia recibirá el próximo domingo a Racing en un escenario en el que ahora queda la incógnita de saber si podrá contener a tanto público. Hubo humo azul y blanco, una bandera gigante del Lobo, banderas con la cara de Diego, arengas, lágrimas, y canciones contra Juan Sebastián Verón, el emblema de Estudiantes.

El debut: la derrota ante Racing

Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

Diego Maradona no tuvo el debut que soñaba como entrenador de Gimnasia. El equipo perdió ante Racing 2-1 en La Plata, por la 6° fecha de la Superliga, y sigue último en la tabla de posiciones y complicado con el descenso. Los goles del partido los convirtieron Diego González, tras un córner ejecutado por Barbona a diez minutos del final del primer tiempo y Matías Zaracho (para la Academia), mientras que Matías García había anotado la transitoria igualdad en el segundo tiempo.

Tras 23 años y cuatro meses sin trabajar como entrenador en Argentina, llegó Maradona y, al menos desde el ánimo y la expectativa, todo cambió. La popularidad y el carisma del campeón mundial de 1986 y uno de los mejores jugadores de la historia produjo un radical cambio de ánimo, instigando un tsunami de optimismo y elevando el ánimo más decaído a la altura del Everest. Pero, por el momento, Gimnasia no supo plasmarlo en el campo de juego.

Gran recibimiento, pero otro traspié: el paso por Córdoba

Fuente: LA NACION

No tuvo suerte en Córdoba, donde tuvo un recibimiento a pura emoción, tanto cuando llegó al aeropuerto como en el estadio. "Soy un enamorado de esta ciudad. Jugué muchísimo con la selección", reconoció en su arribo. Pero en la cancha Gimnasia mostró señales de un caso de diván. Y el concepto de la psicología superó la figura de Maradona, que provocó un relativo shock de confianza. Porque el Lobo jugó con la ansiedad de la cercanía del sótano del descenso. Jugó con la cabeza repartida en tres partes: el rival, las posiciones generales y el bajo promedio.

Después, el DT explotó por el arbitraje. No pudo contenerse, no pudo tolerarlo: estalló contra Hernán Mastrángelo, tras la caída 2-1 ante Talleres. El local fue beneficiado con un penal muy polémico que desequilibró la historia y eso molestó a Diego. "Mastrángelo nació malo, es malo y va a morir malo", disparó.

No pudo con River, en una tarde de abrazos y emoción

El saludo entre Maradona y Gallardo
El saludo entre Maradona y Gallardo

Ingresó a pie y caminó hasta el banco de suplentes. Uno, dos, tres pasos. La frente en alto y el pecho inflado. Aunque cada tanto miraba al césped, como pidiendo que esa tarde sí se le diera el triunfo. Que Gimnasia lograra sumar sus primeros puntos, justo frente a River. Con un buzo más celeste y una gorra especial, con el Che Guevara en el costado izquierdo. Para Diego Maradona no era un partido más. Pero no eludió elogios hacia Marcelo Gallardo, que le había demostrado mucho afecto en sus declaraciones de la semana previa al encuentro. "Es un buen técnico que le va bien y se lo merece", destacó el Diez con cariño.

El abrazo entre ambos entrenadores fue conmovedor, intenso y duró varios segundos. "Te merecés todo lo que ganaste", le dijo Diego. "Te quiero hermano", le respondió el Muñeco. Cuando se separaron, el DT de River quedó emocionado. "Yo ya dije todo lo que siento por Maradona. Para los que crecimos con él, siempre estará mi admiración por el enorme jugador que nos dio tantas alegrías", resumió.

Pero en la cancha no hubo caso. La jerarquía de River fue demasiado para la energía de Gimnasia. El trámite completo del juego no fue completamente dispar, pero el equipo alternativo de Gallardo expuso mucha más sapiencia para jugar, calma para pensar y categoría para definir. En su visita al Bosque platense, construyó un justo triunfo por 2-0 con goles de Jorge Carrascal e Ignacio Scocco.

El primer triunfo y baile en Mendoza

El baile de Maradona en el festejo en el vestuario del triunfo de Gimnasia

00:28
Video

De un lado, la tribuna popular del estadio Malvinas Argentinas despedía a los futbolistas de Godoy Cruz con una catarata de silbidos y críticas. Del otro, un puñado de futbolistas de Gimnasia y Esgrima La Plata festejaba el primer éxito con Diego Armando Maradona como entrenador. Fue una celebración mínima en el césped.

Ya en los vestuarios, sobrevino el desahogo. Maradona y sus ayudantes, Sebastián Méndez y Adrián González, se unieron a los futbolistas en la celebración, que incluyó el revoleo de camisetas y gritos desaforados. Pero Diego se animó a un baile al estilo "el meneaíto", una danza similar a la que hacía cuando dirigía a Dorados, en la segunda división mexicana.

En la previa, otra gran bienvenida. Apenas Diego puso el pie derecho sobre el césped mendocino, sintió el afecto del público. Levantó su mano derecha en señal de agradecimiento. Visera de Venezuela en la cabeza, dio un par de pasos y volvió a agradecer. Lo esperaba un pasillo conformado por niños, que tenían puesta la misma remera. La leyenda, un homenaje más: "Bienvenido D10S a la tierra del único gran gigante del oeste".

Derrota ante Unión en casa

Contra Unión, Gimnasia estrenó muñeco: al lado del lobo, la mascota, la figura de Maradona
Contra Unión, Gimnasia estrenó muñeco: al lado del lobo, la mascota, la figura de Maradona Fuente: LA NACION

Gimnasia perdió de local por 1-0 ante Unión por la fecha 10 de la Superliga. El equipo visitante se impuso con el gol de Ezequiel Bonifacio, ex jugador del conjunto platense. Maradona, que soñaba con la segunda victoria consecutiva para los suyos -algo que el Lobo no consigue por Superliga desde hace más de un año-, se quedó con las ganas. Y encima por culpa de un jugador que hasta hace poco vestía la camiseta del Lobo.

Antes de la entrada de los equipos, el DT fue homenajeado por el conjunto de Unión con una camiseta con su nombre. Había sido recibido con una nueva mascota que los hinchas platenses idearon: un muñeco que es una representación del Maradona actual.

Goleada, emotivo recibimiento y el trono: el 4-0 a Newell's

El ingreso de Maradona al Coloso Marcelo Bielsa

01:15
Video

Newell's le dio un recibimiento que lo hizo emocionarse hasta las lágrimas y su Gimnasia, un día antes de que cumpla 59 años, le regaló una goleada como para ilusionarse con que la salvación del descenso. Pasado y presente se conjugaron para que Diego Maradona viviera uno de sus mejores días en Gimnasia.

Fuente: LA NACION

Desde que cerca de 5000 hinchas de Newell's habían ido a vitorearlo el día previo al hotel, Maradona podía imaginarse que en el estadio Marcelo Bielsa le esperaba una recepción que le iba a llegar al corazón. Los cuatro meses que estuvo y los cinco partidos que disputó vestido de rojinegro en 1993 pueden ser interpretados como una fugacidad, pero para Newell's representan un recuerdo imborrable, un vínculo arraigado por la fuerza de los sentimientos.

Desde unas tribunas colmadas, nadie vio en Maradona al director técnico del equipo visitante. Todos abrieron los brazos para cobijar a un personaje entrañable. Antes de que comenzara el partido, Newell's hizo algo más para que Maradona se sintiera como un rey, literalmente. Delante del banco de suplentes le pusieron un sillón, con formato de trono con los colores rojo y negro, con un respaldo en el que Maradona estampó un autográfo antes de sentarse.

"Corte y sonrisa" y el cruce con Gata Fernández: la derrota en el clásico

Fuente: LA NACION

Diego Maradona vivió su partido más especial desde que es entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, nada menos que en el clásico frente a Estudiantes. El Lobo, que necesita sumar para mantenerse en la máxima división, tuvo un recibimiento emotivo en el estadio Zerillo. Pero el desenlace fue triste para el Diez, porque su equipo perdió 1 a 0 y porque el DT se cruzó duramente con la Gata Fernández, tanto en el entretiempo como al final del partido.

Apenas pisó el terreno de juego en la previa de uno de los partidos más atractivos de la Argentina, Maradona comenzó a cantar y arengar con los simpatizantes de Gimnasia. "Esto es lo que necesita el equipo, que la gente esté con ellos. En la semana se matan entrenando y no tenemos un solo desgarrado. Esto es a fuerza de pulmón", remarcó.

Asimismo, el ex futbolista dejó otra de sus clásicas frases que quedarán para la historia. "¡Corte y sonrisa, corte y sonrisa, corte y sonrisa!" ¿Qué significa esto? "Era algo que yo tenía con mi mamá y con mi papá. Corte para mi mamá, y sonrisa para mi papá".

Victoria en Mar del Plata: el 3-0 frente a Aldosivi

Diego Maradona junto con Sebastián Méndez y Adrián González, en la victoria ante Aldosivi, en Mar del Plata
Diego Maradona junto con Sebastián Méndez y Adrián González, en la victoria ante Aldosivi, en Mar del Plata Crédito: @gimnasiaoficial

Gimnasia y Esgrima La Plata goleó a Aldosivi por 3-0 en Mar del Plata, con lo que encadenó su tercera victoria consecutiva como visitante en un partido jugado hoy por la decimotercera fecha de la Superliga, que resolvió con tantos de Maximiliano Coronel, Eric Ramírez y Matías García, de penal. Así, los dirigidos por Diego Maradona lograron levantar el ánimo tras la derrota en el clásico contra Estudiantes.

Recibido con calidez por los hinchas de Aldosivi de Mar del Plata, tal como es costumbre desde que volvió a dirigir en el fútbol argentino, Maradona vivió con intensidad el duelo jugado el mediodía del domingo ante un adversario directo en la tabla de los promedios que determina los descensos. Con esta victoria, Gimnasia sigue ultimo en la lista del descenso, pero achicó distancias con dos de sus rivales directos como Aldosivi y Patronato.

Antes del partido, Maradona declaró sus intenciones de continuar en Gimnasia al señalar que "hablé con el presidente (Gabriel Pellegrino) y le dije que yo sigo si él sigue" al frente del club, como muestra de apoyo de cara a las elecciones que se harán en el club tripero dentro de dos semanas. "Estoy hablando mucho con el presidente porque quiero un Gimnasia prepotente, que salga a buscar en cada partido, y me prometió que si yo me quedaba iba a hacer todo el esfuerzo del mundo. Quiero seguir un año más y hacer un equipo competitivo", amplió el exseleccionador argentino.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.