El 2015 de Boca: cómo se digirió en el vestuario el ataque con gas pimienta y los cambios que trajo Tevez

Fuente: Archivo
Un repaso por los episodios que marcaron al equipo del Vasco Arruabarrena en el año; además, un compilado con todos los goles del campeón
(0)
30 de diciembre de 2015  • 11:19

El 2015 de Boca simuló ser una montaña rusa. Comenzó en ascenso, con un equipo que arrasaba en el torneo de 30 equipos y en la zona de grupos de la Copa Libertadores. Luego, el camino se hizo cuesta abajo: la eliminación ante River tras el ataque con gas pimienta a los jugadores millonarios, el bajón en la competencia doméstica que los derrumbó de los primeros puestos y un Rodolfo Arruabarrena que comenzó a caminar por la cuerda floja. Tras el receso invernal, y con el regreso de Carlos Tevez, el conjunto xeneize encontró un envión anímico -más determinante que el futbolístico- para cerrar el año con una doble consagración: el campeonato local y la Copa Argentina.

Sin dudas, la noche negra en la Bombonera contra los millonarios y la vuelta de Carlos Tevez fueron los dos momentos que marcaron el año xeneize. Por eso, canchallena.com te cuenta cómo se sobrepuso el vestuario luego de ser expulsado de la Copa y cuál fue la influencia del Apache, que trascendió lo deportivo y alcanzó otros aspectos, como la alimentación del plantel o los turnos de entrenamiento. Además, todos los goles del campeón.

La noche que todos quisieron olvidar

Fuente: Archivo

Nicolás Lodeiro daba saltos al lado del la línea, listo para ingresar a la cancha con el objetivo de darle más juego al equipo, que en el segundo tiempo debía revertir una serie en la que estaba 1-0 abajo. Nunca ingresó. Nunca se jugaron esos 45 minutos finales de los octavos de final de la Copa Libertadores. Adrián el "Panadero" Napolitano atacó a los jugadores de River con gas pimienta en la manga visitante. El partido fue suspendido y la Conmebol expulsó a Boca de certamen continental, en el que había ganado los seis partidos de la primera fase y en el que sólo había perdido un partido contra River en la ida de esta serie.

Para Boca, aquella noche fue mucho más que una derrota. El plantel ingresó en un bajón anímico que desencadenó en una serie de derrotas en el ámbito doméstico para ceder la cima del campeonato. Pero, sin embargo, poco se supo de cómo se vivieron aquellos días en el vestuario xeneize. En una charla con canchallena.com, en septiembre de este año, Alexis Rolín, quien no jugó aquella noche, pero que ya era parte del plantel, contó algunos detalles.

-¿Qué recordás de aquella noche?

-Si bien no jugué, se vivía un ambiente muy tenso en el estadio. Fue una noche bastante atípica para lo que es el fútbol.

-¿Te había tocado una situación similar a la de aquella noche?

-No. En Uruguay se vive con una intensidad parecida a la de acá, pero no me tocó vivir una situación de este tipo. Fue todo nuevo. SI bien sabía que había una rivalidad muy grande entre ambos equipos, nunca me imaginé que podía llegar a tanto. Creo que a todo el mundo se le fue todo de las manos, y espero que no vuelva a pasar.

-¿Qué fue lo que más les molestó?

-Lo que más nos dolió fue no poder definir una clasificación adentro de la cancha. Eso es lo que hizo que tal vez haya habido un bajón anímico en las fechas posteriores. Algo así golpea distinto. Por suerte el equipo después volvió a la senda del triunfo.

-¿Qué decían entre ustedes? ¿Cómo asimilaron esa situación?

-No se habló mucho del tema, pero era claro que nos había golpeado y se veía reflejado en la cancha. Tuvimos dos partidos malos, el hecho de jugar en la Bombonera sin público. Todo muy extraño. Sí hablamos de que si queríamos dar vuelta la situación, teníamos que ganar el campeonato. Entonces, se necesitaba un cambio rápido. Creo que contra Newell´s fue un partido bisagra porque nos sirvió para dar vuelta la página y volver a enfocarnos en el torneo. Tras ese encuentro dimos por terminada esa etapa de lamentos.

El regreso de Carlos Tevez trajo más que fútbol

Fuente: Archivo

Desde que se fue de Boca, allá por 2004, Carlitos siempre prometió que algún día volvería. Y pese a que lo repitió en los últimos años, su regreso al club en julio de esta año fue una gran sorpresa, ya que lo hizo después de jugar la final de la Champions League con Juventus ante Barcelona y cuando le llegaron varias ofertas tentadoras de las ligas más importantes del mundo.

Su llegada sucedió en el momento justo porque el equipo recién comenzaba a superar la caída ante los millonarios. Fue determinante en el juego: disputó 17 partidos, con 15 victorias y dos derrotas, y marcó nueve goles. Pero también fuera de la cancha: logró imponer un régimen de comidas obligatorias en el club, influyó para que varios futbolistas se quedaran a entrenarse después de cada práctica e intermedió para que Gustavo Roberti, preparador físico del equipo, viajara a Turín a perfeccionar su trabajo en Juventus. También opinó sobre las exigencias para que los juveniles se cuiden y hasta en cómo debía estar en campo de juego de la Bombonera y de la cancha principal de Casa Amarilla: "Bien cortito y mojado, para darle velocidad al juego".

"Es un pibe muy humilde y siempre está a disposición para mejorar. Potencia y jerarquiza a todos. Se adaptó rápido al fútbol argentino, entró bien en el grupo y es un referente para los más chicos", dijo Arruabarrena.

Los títulos de Boca en 2015

En cuanto a los resultados, no fue un año más para Boca. Es que el conjunto xeneize volvió a gritar campeón tras tres años de sequía. Primero, se coronó en el torneo de 30 equipos una fecha antes del final. Luego, a los pocos días, ganó la Copa Argentina en una polémica final ante Rosario Central, en la que el árbitro Diego Ceballos fue apuntado por cobrar un penal por una falta que fue fuera del área.

jp/ph

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.