El descenso del Espanyol: el objetivo incumplido del CEO Chen Yansheng, las disculpas de Javi y las banderas en contra de los jugadores

Las pancartas que aparecieronen las instalaciones de Espanyol
Las pancartas que aparecieronen las instalaciones de Espanyol Crédito: @Juvenil1991
(0)
9 de julio de 2020  • 11:38

El descenso de Espanyol generó un gran impacto. Se multiplicaron las críticas y la situación es de altísima tensión. Tras confirmarse la pérdida de la categoría, tras la derrota frente a Barcelona (1-0), se generó mucho malestar y este jueves en la Ciudad Deportiva y el RCDE Stadium aparecieron carteles atacando a los jugadores: "Sos la vergüenza de 120 años de historia", "Cerrad al salir", "Sinvergüenzas fuera de aquí" y "ya no sois bienvenidos". Además, la Asociación de Pequeños y Medianos Accionistas del Espanyol (APMAE) emitió un comunicado a primera hora de este jueves pidiendo explicaciones y exigiendo responsabilidades a los dirigentes por la mala temporada.

El clima es tan complejo, que el capitán del equipo, Javi López, habló con los medios y pidió perdón por el descenso, que sucede a la última pérdida de la categoría en 1993: "Pedimos disculpas a la afición por lo que le estamos haciendo pasar. Son momentos duros para todos, no nos ha salido nada bien. Queremos darle las gracias porque, a pesar de no hacer las cosas bien siempre han estado nos nosotros. Tenemos el compromiso de que volveremos más fuertes. Volveremos porque, por encima de todo, está el sentimiento por este escudo".

Sin embargo, no alcanzó con esas palabras del futbolista, ya que la Juvenil, uno de los grupos de animación más importantes del estadio, publicó en Twitter: "Que el orgullo y el sentimiento no nos ciegue. Nunca olvidaremos a todos aquellos que han contribuido a que nuestro equipo descienda a Segunda. Fuera culpables".

En las últimas horas todos apuntan a Chen Yansheng, el dueño del 54 por ciento de las acciones del Espanyol, y le recuerdan la frase que pronunció cuando se anunció su desembarco en el club en 2016: "Espero que el equipo esté en la Champions League y saneado en menos de tres años".

Lógicamente, el objetivo que proyectó el empresario chino estuvo lejos de la realidad y decidió grabar un video desde su país, asumiendo la responsabilidad del descenso: "Querida afición perica, la mayor responsabilidad del mal resultado deportivo de esta temporada es mía. Por eso, quiero expresar mis más sinceras y profundas disculpas hacia la afición y los seguidores que dan apoyo y se preocupan por el equipo. Por eso motivo, debemos realizar una profunda autocrítica y reflexión".

Ahora, la mirada es completamente diferente respecto de la gestión de Yansheng y la Federación Catalana de Penyes, señala directamente al empresario: "Este descenso, pese a disponer del noveno presupuesto de primera, es una demostración clara de que un empresario puede ser un gran gestor en la industria de los coches de juguete o de los contenidos de páginas web pero eso nos es garantía de éxito en un mundo tan complejo como el fútbol profesional de elite, especialmente cuando tiene su sede en la otra punta del mundo, con una cultura muy diferente en todos los sentidos (sobre todo en fútbol) y sin buenos contactos en España ni en Europa".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.