El éxito también tiene fecha de vencimiento Bauza-Cocca

Bauza y Cocca anunciaron su adiós de San Lorenzo y Racing
Bauza y Cocca anunciaron su adiós de San Lorenzo y Racing
Fueron importantes como técnicos de San Lorenzo y Racing, pese a no tener pasado como jugadores; las coincidencias en dos ciclos que dejaron su huella en el fútbol argentino
Christian Leblebidjian
(0)
29 de octubre de 2015  • 23:59

Muchas veces, en pleno auge del éxito, son los dirigentes los primeros en pensar que acaban de encontrar a su Alex Ferguson , a un entrenador que les solucione la gerencia futbolística al menos por diez años, pero más temprano que tarde terminan de darse cuenta que hasta el éxito tiene fecha de vencimiento. Lo que sucedió ayer encuentra más puntos en común que el día en que dos técnicos de equipos grandes anunciaron el final de un ciclo. Edgardo Bauza , en San Lorenzo , y Diego Cocca , en Racing, transitaron un camino con más similitudes que diferencias y, en el fondo, sus realidades expresan un fiel reflejo de la ciclotimia con la que hoy conviven los directores técnicos. Coincidencias de dos entrenadores que tuvieron en claro que los ciclos estaban cumplidos. Uno de ellos, hasta lo expresó con lágrimas.

1) Se ganaron a los hinchas con resultados: Ninguno de los dos tenía una historia previa en los clubes como futbolista. Consiguieron el cariño de la gente ganando títulos importantes: el Patón, nada menos que la Copa Libertadores, la primera en la historia del Ciclón; Cocca, un torneo local en donde parecía que, de principio a fin, iba a desfilar el elegante River de Gallardo. Ambas vueltas olímpicas fueron en 2014. Desde allí pelearon los campeonatos y mantuvieron el protagonismo, pero no pudieron repetir.

2) Fueron ovacionados, aunque nunca del todo aceptados los estilos: Tras los títulos, ambos recibieron el reconocimiento de la popular y la platea, el clásico: "Que de la mano..." completado según el estadio en cuestión. Pero ambos vivieron situaciones inestables. Bauza, cuando algunos se manifestaron en contra de sus planteos como visitante. Se desgastó en varias conferencias explicando su postura sobre jugar bien, ser ofensivo o defensivo; Cocca debió superar una traumática situación en los primeros libros de pases, aunque todos los cuestionamientos quedaron de lado tras el "efecto Bou".

3) El anuncio, antes de jugar como locales: Los entrenadores podían haber esperado hasta el final del torneo para explicar la decisión de no seguir, pero lo hicieron antes de San Lorenzo recibir a Temperley y Racing a Crucero del Norte. Por un lado, le dan tiempo (y libertad) a los dirigentes para que busquen reemplazantes; por el otro, se empiezan a despedir con las últimas caricias (y cantos de afecto) de los simpatizantes santos y académicos.

4) Los chispazos con los ídolos: "Siempre me saca a mí", dijo alguna vez Leandro Romagnoli. Cocca elogió incluso hasta ayer a Milito, pero tanto el Patón primero, como el técnico de Racing después, vivieron cortocircuitos que generaron un desgaste con los principales referentes. Igual, cada uno aceptó el rol que le tocaba y terminaron respetándose mutuamente. A tal punto que Pipi reconoció que Bauza los terminó convenciendo de su manera de jugar. El plantel confía, incluso hoy, en el conductor del Ciclón.

Cocca pasó de la amenaza tras la eliminación de la Copa Argentina 2014 ante Argentinos a revalorizar al plantel: "Hay que elegir bien quiénes son los que tienen la personalidad para jugar en Racing y darle para adelante. Hay muchos jugadores que todavía no están encontrando su nivel, es un cambio muy grande. Todavía están digiriendo el tema Racing... No han hecho ese click de lo que significa jugar en Racing. Los necesitamos rápido y es lo que estamos pidiendo a gritos", dijo esa tarde de septiembre, enojado. Pero lo revirtió, fue campeón y hasta dejando en el banco a jugadores como Milito, Videla o Nico Sánchez.

5) Diferencias con los dirigentes, ideas de ciclo cumplido: desde ambos costados, los presidentes Matías Lammens y Víctor Blanco repitieron durante meses su confianza para que ambos entrenadores renovaran los contratos, casi que lo daban por descontado. Pero por el lado de los entrenadores siempre fueron más cautos.

En San Lorenzo, Bauza pretendía reforzar el plantel con cuatro o cinco incorporaciones de jerarquía, mientras que los dirigentes tenían en mente bajar el promedio de edad y darle más vuelo a los juveniles. Esa fue la gran diferencia del proyecto por venir. Encima, el DT -de seguir- debía dar por concluido el ciclo de muchos y el costo podía ser alto. Además, sentía que ya no podía pedirle más nada a este grupo que le dio tanto. Cuando se refirió a que "San Lorenzo se estaba quedando sin nafta", hace tres fechas, ése fue el momento en que decidió que se iba.

A Cocca cada vez le estaba haciendo más ruido las frases de sus propios jugadores diciendo que "llamaba la atención ver a Milito en el banco". En sus planes futuros, como en los últimos partidos, no estaba incluir al Príncipe como titular, pero no quería aguantar esa presión. Por más que ayer habló maravillas de Milito, a futuro iba a ser un volcán a punto de estallar. Los dirigentes, al mismo tiempo, no veían con buena cara darle la llave del club al DT que ya había pedido (y ejecutado), restructuraciones en varias áreas, como las inferiores, el campo de juego y el departamento médico. Los dirigentes se verían sorprendidos si Cocca no se va a Europa y pasa a San Lorenzo, aunque el técnico no descartó la posibilidad de reemplazar a Bauza. Tampoco la alentó.

6) Los dos se fueron agradeciendo: Tras dos años al frente del equipo, Bauza opinó: "Este hermoso ciclo llegó a su fin. Es lo mejor para el club y para el plantel. Es una decisión pensada, madurada. El plantel tiene que tener otra voz, otro discurso para potenciarse. Les agradezco a los jugadores por cómo se brindaron y a los dirigentes por la oportunidad que me dieron de dirigir a San Lorenzo".

Cocca se irá luego de un año y medio de gestión. "Racing seguirá en mi corazón. El título conseguido es lo mejor que me pasó en mi carrera profesional. Mi alejamiento no es por dinero ni por un conflicto. Estamos contentos y agradecidos con todos. Hicimos un balance re contra positivo, pero la tarea de un técnico es estar de paso. Ya estoy sufriendo el hecho de no estar más acá. En otro momento me hubiera quedado a vivir en Racing", dijo entre lágrimas el técnico, que dirigirá a la Academia ante Crucero y Tigre, más la Liguilla Pre-Libertadores.

7) Las ideologías del futuro: En San Lorenzo ya están buscando un DT más ofensivo que Bauza. Por eso el principal candidato parece ser Pablo Guede (Palestino, de Chile). El sueño de Lammens siempre fue Marcelo Bielsa, al que llamó en varias oportunidades sin suerte que responda afirmativamente. En Racing, en cambio, los dirigentes buscarán un perfil de técnico parecido a Cocca. Por eso aparecen en escena Guillermo Barros Schelotto (Lanús) y Facundo Sava (Quilmes). ¿Un posible cruce de veredas? Alguien en el Ciclón pensó en Cocca, y el DT ayer no descartó seguir dirigiendo en el país.

8) La puerta abierta para volver: Terminando los ciclos ahora, tanto Bauza en San Lorenzo como Cocca en Racing saben que dejan buenos currículums para una (segunda) vuelta. Pero Inglaterra (y Ferguson) quedan demasiado lejos. En la Argentina, las presiones y los desgastes son mayores. Por eso, hasta los ciclos exitosos tienen fecha de vencimiento.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.