El gesto solidario del jefe de prensa de la selección Sub 20 hacia Atlético Tucumán

Con las camisetas argentinas -salvo Lucchetti- los jugadores del Decano festejaron en Quito
Con las camisetas argentinas -salvo Lucchetti- los jugadores del Decano festejaron en Quito Fuente: AFP
Francisco Nabais habló con los dirigentes de la Conmebol por la demora de Atlético Tucumán y gestionó el préstamo de las camisetas del Sub 20 para que pudieran jugar
Carlos Delfino
(0)
8 de febrero de 2017  • 23:59

“Afortunado, sensible, soñador”. Tres de las palabras con las que se describe Francisco Nabais en su perfil de Twitter pueden reflejar parte de lo que vivió e hizo vivir este martes casi anónimamente, hasta ahora. Porque la actitud del jefe de prensa de la selección argentina tomó notoriedad tras correr las cinco cuadras que separan el hotel en el que está alojado en Quito del estadio Olímpico Atahualpa, donde Atlético Tucumán ganó y consiguió la clasificación en la Copa Libertadores , luego de que el colaborador del sub 20 hablara con las autoridades de El Nacional para que esperen al equipo que estaba retrasado por problemas en el vuelo. Luego, además, volvió a llevarles las camisetas de los chicos que están jugando el Sudamericano porque no iban a tener las del equipo, de idénticos colores.

“Habíamos quedado en ir a la cancha con (Claudio) Ubeda y (Fernando) Batista (entrenadores de la sub 20) cuando veo que el presidente de El Nacional dice que iban a esperar sólo el tiempo reglamentario. ¡Me puse loco! Hablé con el embajador Luis Juez, que me tenía al tanto de cómo iba el viaje de los tucumanos y salí corriendo para el estadio", describe Pancho, en comunicación telefónica con La Nacion.

Continúa el relato: "Llegué al estadio, hablé con uno de los delegados de la Conmebol, después con el presidente de El Nacional y les pasé un informe de la situación. Mi idea era quedarme a ayudar ahí, pero vino otro de los delegados y me avisó que los jugadores venían en el micro sin sus camisetas. Entonces llamé a los utileros Emiliano Vázquez y Patricio Auzmendia, les pedí que preparen todo y salí para el hotel en el que nos hospedamos con la selección. Me subí a un taxi, a las dos cuadras me bajé porque el tráfico estaba imposible y completé la distancia corriendo. Llegué al hotel, cargamos cuatro bolsos en una combi de la Conmebol y nos fuimos para el estadio con dos motos de policía que nos escoltaban".

Francisco Nabais, jefe de prensa del Sub 20
Francisco Nabais, jefe de prensa del Sub 20

De regreso al Olímpico Atahualpa, el escenario con el que se encontró era otro. Ya había llegado el plantel de Atlético Tucumán y los ecuatorianos les habían prestado unas camisetas gris y negra. “Entré al vestuario, los vi a algunos vestidos así y les grité que si van a jugar contra los ecuatorianos se defiendan con los colores argentinos. Y ahí les puse los bolsos sobre la camilla del masajista y les entregué las nuestras”, recuerda Nabais.

Lo que siguió, contrarreloj, fue más alocado. “Los jugadores estaban sentados en el piso probándose los 25 botines de los pibes de la Sub 20 para ver cuál les entraba. Se sacaban uno, se ponían otro… El único que tenía todo propio era Lucchetti, el arquero. Ya se habían relajado, se reían de la situación, se arengaban en forma constante”, apunta Pancho. Afuera, en la puerta, el árbitro no paraba de decirles que se apuren.

Por si acaso, Nabais observó el partido al costado del banco de suplentes. “Es un honor haber podido ser parte de esta historia, ayudando a un club argentino que estaba pasando una situación adversa. Tenía la intuición de que iba a terminar bien. Y rescato la generosidad de todo el plantel, sobre todo los chicos, que nunca pusieron pretexto aunque los botines para los futbolistas son algo muy especial”.

El final fue “increíblemente feliz”, como lo denomina Francisco. Y con condimentos. “No podía decirles que si ganaban no tiraran las camisetas a los hinchas porque quedaba mal, pero apenas terminó salí corriendo atrás de ellos y, cuando se las sacaban, los seguía y les pedía que me las guarden”. Todas volvieron a los bolsos, y los botines “a lavarlos uno por uno a las 12 de la noche porque ya estaba todo armado para jugar con Brasil”.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.