El Mundial de Clubes 2018: la competencia que potencia los sueños de Boca y River

Real Madrid ganó el Mundial de clubes 2017
Real Madrid ganó el Mundial de clubes 2017 Fuente: Reuters
Pablo Vignone
(0)
1 de noviembre de 2018  • 23:59

El debate sobre las fechas de las finales de la Copa Libertadores se prolongó, pero la que no está en discusión es la fecha del 18 de diciembre. Ese día, a las 10:30 (hora argentina), en el estadio Hazza Bin Zayed de Al Ain, en los Emiratos Árabes Unidos, el cuadro argentino que conquiste la Libertadores estará debutando en el Mundial de Clubes. Con fortuna, cuatro días después, el 22 de noviembre, podrá afrontar la final, presumiblemente ante el Real Madrid.

La inédita disputa de la final de la copa por parte de Boca y River disparó nuevamente, de manera automática, el ensueño que recrea el Mundial de Clubes, el certamen que reemplazó hace más de una década a la fiel Intercontinental, que enfrentaba a los campeones de Europa y Sudamérica. El torneo que organiza la FIFA tendrá como protagonista a uno u a otro, como representantes de la Conmebol, uno de los siete conjuntos que tomará parte.

Entonces, para quienes puedan afrontarlo, la posibilidad se parece mucho a una aventura, que puede incluir una travesía en el desierto o una navidad europea, y la chance de una final con el campeón de Europa, el Real Madrid, que, para regocijo de los hinchas de Boca y de River, no vive su mejor momento, con una pobre campaña en la Liga y la reciente desafectación del entrenador Julen Lopetegui.

Aquella consigna de "sacar los pasaportes para ir a Japón" dejó de tener validez con el dinero que fluye de los surtidores árabes como si de petróleo se tratara. Ya en 2009, Estudiantes jugó la final del torneo en Abu Dhabi; en 2013 y 2014, la sede fue Marruecos, allí donde San Lorenzo cayó ante el equipo madrileño.

Este Mundial de los Emiratos Árabes se jugará en dos estadios, el de la Ciudad Deportiva Zayed en Abu Dhabi, y en el Al Ain, separados por 160 kilómetros, los mismo que se utilizaron en el torneo de 2017.

Como es habitual, los participantes son los campeones de cada una de las confederaciones que componen la FIFA, además de un representante del país organizador, en este caso el Al Ain FC, el campeón de los Emiratos.

Precisamente, el equipo local podría llegar a ser el rival en el debut del equipo argentino que tome parte en el Mundial, aunque para ello debería superar un doble compromiso. El torneo arrancará el próximo 12 de diciembre con el choque entre Al Ain FC y el campeón de Oceanía, el Wellington FC; curiosamente, el mismo partido que abrió el último Mundial.

El ganador de ese compromiso deberá medirse, tres días más tarde –y también en Al Ain– con el campeón africano; la Copa de África se decidirá entre hoy y el viernes próximo, entre el popular Al-Ahly egipcio y el Esperanza Deportiva de Túnez.

El vencedor será, efectivamente, el primer rival de Boca o River en el certamen. Las entradas para el debut del campeón de la Libertadores ya están a la venta en la web de la FIFA, con precios que van desde los 500 dinares (unos 136 dólares) para el ticket Premium a los 25 dinares (unos 6,8 dólares, algo así como 250 pesos) para el ingreso más económico.

Por el otro lado del cuadro, las Chivas de Guadalajara, el campeón de la Concacaf, espera al monarca del fútbol asiático, una condición que dirimirán el Kashima Antlers japonés y el Persépolis FC de Teherán (Irán), entre mañana y el próximo sábado. Después de ese choque, el 15 de diciembre, el vencedor desembarcará en Abu Dhabi para medirse con el Real Madrid, que por ahora es dirigido interinamente por el argentino Santiago Solari: el club tiene unos diez días para confirmarlo en el rol –la única manera en la que Solari pueda llegar al Mundial– o contratar a otro técnico. Esta presentación del conjunto blanco será el 19 de diciembre, un día después del estreno del ganador de la Libertadores.

La gran final se disputará el sábado 22 de diciembre, a las 13:30 (hora argentina); un rato antes se disputará el partido por el tercer puesto. Los últimos antecedentes muestran una notoria superioridad del campeón de Europa, pero si Boca o River dan el batacazo, sin duda coronarán el año más exitoso de toda su historia futbolera.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.