El uno por uno de la selección: ensayos aprobados y el sin sabor de las lesiones