De penal, Estudiantes volvió al triunfo y le dio otro golpe a Nueva Chicago

En La Plata, se impuso por 1-0, con gol de Mendoza desde los 12 pasos y tras jugar más de un tiempo con un hombre más; en 19 fechas, el equipo de Mataderos no ganó ningún partido
Argentina Superliga
  • 1
Estudiantes La Plata

Estudiantes La Plata

  • Diego Mendoza
  • 0
Nueva Chicago

Nueva Chicago

En La Plata, se impuso por 1-0, con gol de Mendoza desde los 12 pasos y tras jugar más de un tiempo con un hombre más; en 19 fechas, el equipo de Mataderos no ganó ningún partido
Máximo Randrup
(0)
1 de agosto de 2015  • 22:39

Mendoza hizo el gol para el triunfo de Estudiantes
Mendoza hizo el gol para el triunfo de Estudiantes Fuente: FotoBAIRES

LA PLATA.- Intentó por adentro, por la derecha y por la izquierda, con 21 remates (once de ellos dirigidos al arco de Sánchez), con un denominador común: la falta de claridad. Sin embargo, de tanto ir, Estudiantes se encontró con un penal y Diego Mendoza selló el 1-0. Sólo así vulneró la resistencia de Nueva Chicago , que jugó desde el cierre del primer capítulo con un hombre menos.

Los dirigidos por Gabriel Milito mantuvieron perseverancia, paciencia y búsqueda permanente. Los de Rubén Forestello se abrazaron al orden y eso les bastó para poner nervioso al conjunto local, que en pocos segmentos del juego supo cómo traducir posesión en peligro.

¿Cómo influye este resultado en cada uno? Para el León, que con Milito insiste en salir jugando sin importar las circunstancias, significa tranquilidad luego del duro golpe sufrido ante Huracán, en la primera derrota del ciclo. Para el Torito, en cambio, fue un sopapo casi de knock-out. Continúa sin victorias en el campeonato y apenas acumula 8 puntos de 57 posibles. Aunque falte mucho, necesita de una epopeya para esquivar el descenso.

Lo de Estudiantes, al menos desde los números, es muy diferente. Pisó la línea de las 30 unidades y desde la llegada de Milito sumó 18 de 27, con un solo traspié. En el Pincha el problema no son las estadísticas; la cuestión pasa por afianzar una idea que aún no plasma con naturalidad. El DT pide salir jugando siempre, los futbolistas lo intentan y el ideal aún está demasiado lejos. Los centrales albirrojos son los que más tienen la pelota, los mediocampistas ofensivos gravitan poco y los delanteros externos luchan contra la intermitencia. Con este escenario, Mendoza, el N° 9 que carga con la responsabilidad de que los hinchas no extrañen a Guido Carrillo , se esfuerza por sacarles jugo a las piedras. Y por ahora cumple: desde la reanudación del certamen hizo dos tantos que significaron tres puntos (uno ayer y el 2-1 a Crucero, hace un par de semanas).

"Al equipo le veo cosas de las que pretendemos, aunque por momentos nos desdibujamos un poco. Todo es un proceso, pero los resultados son merecidos y me quedo con eso", analizó Milito, que elogió a Mendoza: "Lo vi muy bien, como lo hace en el día a día. Me pone muy contento que se haya ganado este lugar". Y sobre la manera de jugar, siempre a ras del suelo, opinó: "Podemos jugar bien o mal pero el equipo tiene una idea. Hay cosas para corregir pero la propuesta de salir a buscar los partidos está". Mientras que Forestello afirmó: "La expulsión de Grazzini nos condicionó; si no fuese por el penal, el partido era un 0-0".

Los dos tiros en los palos, uno de Mendoza de cabeza y el otro de Sánchez Miño , fueron un aviso. Estudiantes, con una mezcla entre ambición y escasez de argumentos, acorraló a un adversario que se limitó a defender, como si en la mitad de la cancha hubiese un precipicio. En uno de los tantos centros, Rodrigo Espíndola extendió demasiado uno de sus brazos y llegó el penal. Gol. Desahogo. Y triunfo.

El gol de Mendoza

Las posiciones

ph

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.