Edgardo Bauza se fue de Rosario Central: lo que dejó y quién lo reemplaza

Edgardo Bauza ya no es más el técnico de Rosario Central
Edgardo Bauza ya no es más el técnico de Rosario Central Crédito: fotobaires
Pablo Casazza
(0)
23 de febrero de 2019  • 14:19

Edgardo Bauza ya no es el DT de Rosario Central, y su salida deja detrás una estela de claroscuros. Se lleva consigo un lauro único e intransferible: pudo convertirse en el único canalla que fue campeón como DT y como futbolista. Eso, desde los resultados.

Pero su último paso como entrenador fue de regular a malo. Aunque en el medio haya ganado la Copa Argentina, con el plus de haber eliminado en el camino a Newell’s, en los cuartos de final. Una consagración que -en definitiva- solo sirve para el folklore de los rosarinos, pero que a la hora de la verdad, no amerita demasiada importancia.

Esa conquista lo llevó a jugar la Copa Libertadores , donde compartirá el Grupo H ante Gremio, Universidad Católica y el ganador del duelo entre Atlético Nacional y Libertad de Paraguay.

En la mañana del sábado, el presidente Rodolfo Di Pollina y el vicepresidente segundo, Martín Lucero, se reunieron con él y acordaron la desvinculación. Una decisión que los dirigentes venían madurando en la semana. El pobre partido, con derrota incluida ante Lanús (0-2), en el sur bonaerense, decretó su salida. Un comunicado en la web oficial y en las redes oficializó su salida.

"La situación que hoy el club atraviesa en lo deportivo no opaca el campeonato obtenido en diciembre pasado, que tuvo como principal artífice al mismísimo Patón. Las páginas de la historia del club ya lo tienen entre sus más grandes recuerdos, y las puertas de la institución siempre van a estar abiertas. Queremos expresar públicamente el dolor con el que se vive que un ídolo deje nuestro club y esperamos que la vida del Patón y la de Central se vuelvan a cruzar más adelante".

Bauza dirigió en la Superliga 20 partidos, de los cuales apenas ganó 5, empató 6 y cayó derrotado en los 9 restantes. Apenas 21 puntos de 60. ¿Cómo jugaba su Rosario Central? Pasó de un inicio muy bueno a un presente desconcertante. A veces híbrido, otras insulso, a los pelotazos como recurso, dependiendo de centros salvadores. Vale decir que el arquero Jeremías Ledesma se transformaba en figura en la mayoría de los partidos. Bien por el chico, consolidado en primera, mal por el equipo, al que le llegaban siempre y de todas las formas.

Este Bauza fue casi un desconocido. Respuestas desconcertantes, enojos con la prensa, actitudes sorprendentes. Lejos de aquel jugador –primero- y entrenador –después-, que fue un ejemplo en la cancha y fuera de ella, con la respuesta atinada y respetuosa, el que nunca tuvo que "declarar para la tribuna" para ganarse a los hinchas canallas. Le alcanzó con ser líder en cada etapa, el máximo goleador en el derby rosarino, gritar campeón. Un modo de vivir el fútbol que se extraña en muchos y mucho más en él.

"Tengo espalda para seguir. La confianza es lo último que se termina. Si me quieren echar, tengo pasaje mañana para Quito, no tengo problemas", fue la frase contundente que tiró tras la derrota con Lanús. El mensaje fue claro en cuanto a seguir, y le traspasó esa responsabilidad a la comisión directiva. Esa decisión que ya fue tomada y que aleja definitivamente al Patón Bauza de Rosario Central.

Paulo Ferrari asoma como su reemplazante. Tiene mucha tarea por delante y varios desafíos que afrontar. El primero, retomar una línea futbolística, esa que se perdió en la memoria de lo que llegó a ser Bauza.

La inestabilidad en los bancos de suplentes es constante en cada temporada en el fútbol argentino. Con el despido de Bauza, ya son 19 los técnicos que dejaron sus cargos en esta temporada de la Superliga.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.