Estudiantes disfrutó otra vez ante Gimnasia y tiene puntaje ideal

Argentina Primera (Anual) Fase de grupos
  • P
Gimnasia La Plata

Gimnasia La Plata

  • P
Estudiantes La Plata

Estudiantes La Plata

Con un hombre menos, el Pincha venció 3 a 1 al Lobo en el Bosque; Schunke, Carrillo y Cerutti, los goles; descontó Vegetti para los locales
Máximo Randrup
(0)
2 de marzo de 2015  • 07:31

El festejo de Estudiantes, ante su clásico rival
El festejo de Estudiantes, ante su clásico rival Fuente: Telam

LA PLATA.- Nunca es fácil ganar un clásico, aunque hay factores que juegan su propio partido, influyen a favor y en contra. Hace tiempo que hay que hablar de domino rojo y blanco en esta ciudad. Pensar que ayer nomás... En el Clausura 2005 Gimnasia goleó 4-1 a Estudiantes y equilibró el historial (44-44). Pero de ahí en adelante todo fue rojo y blanco. Pasó al frente unos meses después, igualó el primer clásico disputado en el Estadio Ciudad de La Plata y un día regresó Juan Sebastián Verón. En ese momento todo cambió. En la última década jugaron 16 partidos oficiales: 11 victorias para el Pincha, 4 empates y apenas 1 victoria para el Lobo.

Esta vez la historia se repitió. Gimnasia mostró ambición, pero el equipo de Mauricio Pellegrino le tiró encima el oficio y eso fue suficiente. Fue 3-1, de visitante, gracias a los goles de Schunke , Carrillo y Cerutti , de penal; Vegetti descontó.

Pudo haber sido empate si el conjunto de Pedro Troglio no fallaba en la definición. Allí estuvo la diferencia. Fueron parejos en lo colectivo, en lo macro, aunque Estudiantes contó con un plus: la jerarquía individual. Generaron casi lo mismo, incluso quizás llegó más el local. Sin embargo, al León no le tembló el pulso y aprovechó buen parte de lo que gestó.

Vale la pena salir del partido y repasar lo sucedido en los últimos años. Varios capítulos de un mismo guión: una década de paternidad.

La primera señal de lo que pasaría se dio en el Apertura 2006. Estudiantes hizo todo bien y aplastó a su rival por 7-0 (mayor diferencia de toda la historia). Los gritos de José Luis Calderón (3), Diego Galván (2), Mariano Pavone y Pablo Lugüercio todavía retumban en el Único, un escenario donde Gimnasia jamás pudo ganar.

Si bien ese clásico es el símbolo de esta última década, hubo otros enfrentamientos que quedaron en el recuerdo. ¿Cuáles completan el top five? El 2-1 del Clausura 2008 (con nueve jugadores), el 3-0 del Apertura 2009 (ganó con comodidad y celebró la obtención de la Copa Libertadores), el 1-0 del Final 2014 (cortó una racha de más de 18 años sin éxitos en El Bosque) y el 1-0 de la Copa Sudamericana (en el primer cruce internacional).

¿Y para el Lobo? Sí, la excepción a la regla. Una victoria solitaria. Apenas una isla. Fue en el Clausura 2010, cuando Gimnasia aún se hacía fuerte en su casa. Se impuso 3-1 y dejó sin chances al equipo de Verón, quien convirtió el descuento pero no fue suficiente. Las dos conquistas de Denis Stracqualursi y el grito de Juan Cuevas son los últimos recuerdos felices que encuentra el hincha albiazul.

El contraste es enorme. Uno fue campeón tres veces y puso en jaque a Barcelona. El otro se fue al descenso y tardó dos años en regresar. El orden institucional de Estudiantes y la mayor jerarquía de sus planteles pueden explicar la diferencia. Sin embargo el factor primordial es, sin dudas, Juan Sebastián Verón. El ídolo que regresó en plenitud cuando aún lo querían en el viejo continente, el que volvió del retiro porque veía mal a su equipo, el que ahora conduce desde afuera. Su figura potenció al club y lo elevó a un plano que parecía imposible: retornó a los primeros puestos de la Argentina y recuperó su mística internacional. El Pincha jugó seis de las últimas diez Libertadores y en ese mismo lapso se acostumbró a ganarle a Gimnasia.

A.V. y D.V. podría ser otro título para esta novela. Antes de Verón y después de Verón. Hasta su vuelta, el clásico se lo quedaba cualquiera. Hoy gana Estudiantes. Con diferentes matices, pero con el mismo final: celebración albirroja.

Hace diez años estaban igualados. Hoy el Pincha marca tendencia y domina el historial con amplitud. El derbi 153 quedó atrás y la placa muestra la siguiente estadística: 55 triunfos para el León, 45 victorias para el Lobo y 53 empates. Una década a pedir de Estudiantes.

El gol de Schunke

El gol de Carrillo

El gol de Vegetti

El gol de Cerutti, de penal

Schunke, feliz : "Agradecido a Dios". Jonathan Schunke hizo el primer gol del clásico y dijo: "Es algo muy lindo hacer un gol en esta cancha. Estoy agradecido a Dios".

A puro roce; Hubo 45 faltas. Los clásicos suelen potenciarse las entregas y los roces, pero sorprendió la cantidad de infracciones que hubo: 45. Fueron 27 de Gimnasia y 18 de Estudiantes. Hubo 10 amonestados y un expulsado.

Incidentes: Heridos y detenidos. Minutos antes del partido hubo un cruce entre hinchas de Gimnasia, que querían ingresar sin ser socios del club, y la policía. El saldo: 4 heridos leves y 7 detenidos.

Troglio se fue sin hablar en una jornada de tensión

Pedro Troglio se fue del estadio en silencio, con bronca y dolorido. ¿Qué sucedió? Ya durante el partido, el técnico de Gimnasia tuvo un cruce con unos hinchas que estaban en la platea. Según se supo, una de las hijas de Pedro, que estaba con la camiseta del Lobo, se puso a llorar cuando escuchó que insultaban a su padre. Y eso fue lo que desencajó al técnico, incluso en pleno encuentro. El plantel se fue sin hablar y volverán a entrenar hoy, a las 9, con Troglio como DT. Pese a los rumores y el mal momento vivido, Troglio estará al frente del equipo. El viernes Gimnasia visitará a Huracán.

El balance de Mauricio Pellegrino

"No fue un buen partido nuestro a nivel futbolístico. Sabíamos que en la pelota parada teníamos nuestras chances y tuvimos eficacia en los momentos importantes del partido. Nos faltó manejar más la pelota, no estar tanto tiempo defendiendo, pero estos jugadores me dan orgullo"

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.