Humberto Grondona y los apremios de Arsenal: "Tengo que sacarles el jugo a las piedras”

El ex entrenador de la selección juvenil habla del momento crítico del club de Sarandí, de la llegada de Úbeda al Sub 20 y la salida de Martino del seleccionado nacional
Francisco Schiavo
(0)
17 de enero de 2017  

Humberto Grondona no vuelve a Arsenal en el momento más próspero. Hoy el club está lejos de su primer paso como director técnico, en 2001, aún en el ascenso, pero se nota el bajón respecto de sus mejores tiempos en la máxima categoría. Campeón de la Copa Sudamericana 2007 y el Clausura 2012, el club de Sarandí aspira a quedarse en la A y, a partir del próximo campeonato, a volverse más competitivo.

“Estoy bien, contento. Sé que no es un trabajo fácil, pero era la única manera de regresar. Si el equipo hubiese andado muy bien, no estaría acá. Muy pocas veces se te da un equipo bueno o que esté peleando el campeonato. Tiene que ser algo muy raro. Hay buena predisposición y compromiso. No me costó decidirme. Hubo un primer contacto cuando estaba en Chile, pero por entonces no podía irme. Ahora quería volver. Hablé con mi hermano (Julio Ricardo), que estaba conversando con otros entrenadores, y no dudé”, afirma Grondona.

Los vaivenes económicos propiciaron hace algún tiempo el desembarco del empresario Christian Bragarnik en el fútbol profesional. El representante asesora y acerca futbolistas. ¿Continuará en la nueva etapa? “Sigue. Está colaborando, pero yo hablo con mi hermano. A veces tengo algún intercambio con Christian, pero mi hermano viene todas las mañanas y charlamos bastante sobre la formación del equipo”, describe Grondona.

–¿En algún momento estuviste distanciado de Julito?

–Noooo… es porque somos así. Quizá tenía que haber venido antes, pero estamos bien. Nos tenemos mucho cariño.

Son tiempos en los que hay que agudizar el ingenio para una competencia larga y determinante. Humberto Grondona sabe que tendrá que cuidar los recursos y maximizar el esfuerzo. “El club está bastante ordenado. Se debe un mes y quedan algunos premios de la Copa Argentina. Se está acomodando bien. Algún sponsor para la camiseta sería un plus importante. Tengo que seguir analizando el plantel para ver qué nos conviene. Cuando estaba en la AFA elegía entre lo mejor, al igual que los otros seleccionados juveniles, ahora que tengo que sacarles el jugo a las piedras para formar un equipo competitivo. Quisiera tener al equipo más arriba en los promedios para arrancar mejor el torneo que viene”, dice.

Con buena parte de la familia en el club, Humberto Grondona tendrá que separar la mente del corazón. “Me encantaría jugar como quisiera, pero tengo que ver. Antes seguía los partidos con pasión, pero así no se ve nada. Puedo separar al técnico del hincha”, sintetiza.

Y, si del juego se trata, los conceptos lejos están de enredarse: “De mitad de cancha hacia atrás, que marquen. De mitad de cancha hacia adelante, que jueguen. Son once y hay un arquero. Entonces, cinco que marquen y cinco que ataquen. Se puede agregar uno de un lado a otro”.

La última reflexión tuvo el sello del hombre vehemente. “Ojalá que empiece en febrero. Sería importante para sostener los sueldos de enero. Pero tampoco es bueno depender tanto de terceros ni andar mendigando. Si hay que rescindir el contrato de la TV o buscar otra empresa, que lo hagan. Si Arsenal, por ejemplo, tiene que tener un presupuesto mucho menor al resto, como siempre fue, ¿cuál es el problema? En la cancha son todos iguales.” Punto final.

Lo que opina de la elección de Claudio Ubeda para el Sub 20

“No sé cómo fue la elección, pero todos se enojaron con Úbeda. Tendrá que ganar. Cuando se gana, no se duda de quién te puso ni por qué”, aseguró Grondona (h.).

La renuncia de Martino de la selección mayor

“Lo de Río 2016 fue muy desprolijo, pero yo hubiera peleado hasta el final. Debió haber habido otras cosas para que se fuera Martino. De la selección no te vas porque sí”, dijo el técnico de Arsenal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.