Huracán-Argentinos, por la Superliga: el Globo no pudo con sus propias limitaciones

Argentina Superliga
  • 0
Huracán

Huracán

  • 0
Argentinos Juniors

Argentinos Juniors

Alejandro Casar González
(0)
26 de agosto de 2019  • 23:01

Argentinos Juniors y Huracán hicieron casi todo bien hasta llegar a tres cuartos de cancha. Prolijos en los pases, triangularon y buscaron casi siempre al compañero mejor ubicado. Pero los partidos se ganan en las áreas rivales. Y allí fallaron. Como falló Quintana al ir a cabecear y su remate se fue besando el poste. O como también lo hizo Lucas Barrios (un ex Argentinos), quien no pudo aprovechar un exquisito pase de Droopy Gómez (otro ex Bicho). Quedó mano a mano con Chaves, y el arquero le ganó la contienda con una mano salvadora. Ya en el descuento, Droopy Gómez estrelló un tiro libre en el travesaño. Así fue como unos y otros redondearon un 0-0 apenas discreto.

Argentinos tiene el sello de su entrenador. Jamás se desordena. Es bien ancho cuando ataca. Fausto Vera y Francis MacAllister saben hacer los relevos de memoria. Huracán tenía que hacer un partido casi perfecto para imponerse. Lejos estuvo de semejante nivel. Porque salvo en esa jugada de Barrios, el Globo sólo tuvo aproximaciones. Dos de ellas, de su número 9 (Andrés Chávez). Pero tampoco pudo con el arquero de los de La Paternal.

El empate fue un reflejo de la falta de contundencia de ambos. Lo intentó más Huracán sobre el final del partido, con dos centrodelanteros (Chávez y Barrios), a quienes se les agregó Coniglio bien abierto por la derecha. Pero le siguió faltando el último pase, el de la definición. Argentinos tiene ahí atrás a dos expertos cabeceadores: Quintana y Torrén, quienes despejaron todo. Cuando alguna pelota los pasó, apareció su arquero, casi como un líbero.

El Bicho deja Parque Patricios con la sensación de ser un equipo mejor conformado. Con un guión de juego ya aprendido. El Globo es, por ahora, un conjunto en formación, que está obligado a dejar atrás la sombra que fue con Antonio Mohamed en el banco de suplentes. La llegada de Vojvoda como entrenador le dio cierta seguridad defensiva. Le falta aquello que lleva a un equipo a pelear arriba: goles, que se traducen en victorias. Y las victorias, en puntos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.