Krupoviesa y la patada a Montenegro: "La gente todavía me recuerda esa jugada"

Krupo, en el aire, antes de impactar a Montenegro
Krupo, en el aire, antes de impactar a Montenegro Fuente: FotoBAIRES
A cinco días de un nuevo superclásico, el tucumano recordó la violenta jugada del Clausura 2006: "Fue una circunstancia del partido"; además, pronosticó un triunfo xeneize; accedé al video.
Jeremías Prevosti
(0)
23 de octubre de 2012  • 14:56

Hay jugadas en el fútbol que traspasan la línea de cal y que penetran sin permiso en el corazón de esos cientos, miles o millones de espectadores que vibran a la par de los 22 jugadores. Alegrías. Tristezas. Miedos. La empatía suele ser moneda corriente en el deporte más popular del mundo. Pero también hay situaciones donde el sistema nervioso toma posesión de esas circunstancias ajenas y las transmite por todo el cuerpo creando una especie de conexión física con el protagonista. Se estremece el cuerpo. Se eriza la piel. Se aprietan ojos y dientes, esperando que cese aquel sufrimiento que ya es parte de uno.

Juan Krupoviesa y Daniel Montenegro fueron los protagonistas de una jugada que aún resuena en el ambiente futbolístico. El contexto, un superclásico, provocó un mayor alcance. Por lo tanto, una mayor cantidad de personas se identificaron con el dolor del Rolfi.

¿Qué sucedió? Clausura 2006, fecha 11. El reloj marcaba los últimos minutos del segundo tiempo y Boca no la pasaba nada bien. Caía como local ante River por 1 a 0. El tiempo ajustaba y las respuestas no llegaban. No podía ser peor… O sí. A los 37 minutos, luego de una mala salida de Boca en un tiro libre ofensivo, Montenegro inició una contra que parecía letal. La Bombonera se paralizó por un instante. El suspenso se hizo eco de le escena. River lo iba a liquidar. Pero no. Claro que no. Con las manos en alto y un patada digna del animé, Krupoviesa voló un par de metros antes de terminar impactando con los tapones de su botín en la rodilla del Rolfi, que cayó violentamente sobre el verde césped. La tarjeta roja decoró el cielo y el tucumano se fue expulsado. Luego, gracias a una avivada de Guillermo, Palermo selló el 1 a 1 final. ¿El castigo? Tan sólo dos fechas de suspensión para el defensor xeneize.

"La gente aún me recuerda mucho esa jugada", le contó a canchallena.com Krupoviesa, que actualmente se entrena en Estudiantes de La Plata tras el frustrado paso por Chacarita. Pero aclara: "Fue una circunstancia del partido".

Fue el héroe oculto de aquella tarde. Sin embargo, de perfil bajo, prefirió no explayarse mucho en el tema y recordó que vivía aquellos duelos con "mucha tranquilidad". "Durante la semana previa la gente te hacía sentir que era un partido especial. Ver la cancha llena, a los hinchas emocionados y vestir la camiseta de Boca es una de las mejores cosas que hay", aseguró el tucumano, que de cara al superclásico del próximo domingo, desde las 15.30, en el Monumental, vaticinó un triunfo xeneize.

Historias del superclásico. Hasta el River-Boca, que será el 28 de octubre, en el Monumental, canchallena.com publicará una serie de notas con historias curiosas de los superclásicos.

1° entrega: el día que Comizzo escuchó un penal por radio, en pleno partido.

2° entrega: el mejor superclásico de la historia cumple 40 años.

3° entrega: a 99 años del primer superclásico, en el que el árbitro nunca llegó.

4° entrega: cuando Boca dio la vuelta en el Monumental y River quiso evitarlo tirando agua.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.