Marcar la cancha y buscar un presidente que salga del consenso, en la agenda de los clubes de clase media

Russo (izq.) y Spinosa, entre los que asistieron al cónclave
Russo (izq.) y Spinosa, entre los que asistieron al cónclave Fuente: DyN
Luego de una reunión en Puerto Madero, el G-25 busca que haya cuatro asesores en el Comité de Regularización de la AFA y pretende modificar la Superliga
Alejandro Casar González
Fernando Czyz
(0)
25 de octubre de 2016  • 18:00

Un menú ejecutivo de 450 pesos con más de 30 comensales en un restaurante de Puerto Madero fue el escenario que eligió la clase media del fútbol argentino para rubricar una posición común de cara al futuro inmediato de la AFA .

La sugerencia de cuatro consejeros de la primera división para el comité de regularización , la búsqueda de un consenso hacia las futuras elecciones en la AFA y las modificaciones necesaria para la aprobación final de la Superliga fueron los tres puntos salientes de un cónclave que se extendió por poco más de tres horas en el mediodía porteño.

Provoleta y chorizo de entrada, bife de chorizo con ensaladas varias y papas fritas y un postre de charlotte o ensalada de frutas fue el menú común para la asistencia perfecta de los representantes de los 25 clubes de primera división invitados.

La convocatoria se realizó vía telefónica y no se pudo utilizar el What's App de los dirigentes porque si bien los clubes grandes estaban enterados de este cónclave la idea era que no estuvieran en esta primera reunión... y en el chat de dirigentes está presente Víctor Blanco , máxima autoridad de Racing.

Un menú ejecutivo, que según la carta tenía un costo de 1.000 pesos fue servido en un salón del subsuelo del restaurante Estilo Campo. El mismo lugar donde Daniel Angelici suele reunirse con jueces de la Nación.

Justamente el presidente de Boca, uno de los cinco no invitados al almuerzo junto a sus pares de River, Racing, Independiente y San Lorenzo, fue uno de los blancos preferidos del cónclave. Los dirigentes cuestionan lo que ellos consideran las "formas autoritarias" de búsqueda de consenso de Angelici y su intención de imponer un estilo de Superliga sin concesiones.

"La idea es ayudar a la comisión normalizadora para que pueda terminar con su trabajo de reformar el estatuto y convocar a elecciones", enfatizó Eduardo Spinosa , presidente de Banfield, al término de la reunión.

En tanto, su par de Lanús, Nicolás Russo , agregó: "Les vamos a proponer cuatro asesores para que asistan a la comisión en el día a día y en las decisiones que excedan el término de su mandato".

Ricardo Carloni , vicepresidente de Rosario Central, explicó: "Fue una reunión muy positiva porque intercambiamos puntos de vista. No hubo intención de hacer un paro sino de construir un futuro institucional de AFA sólido y mejor".

Alfredo Dagna , presidente de Olimpo, enfatizó con respecto a la Superliga: "Así como está planteada no será aprobada sino que necesita algunas modificaciones y, sin dudas, contar con el aval de los clubes del Nacional B. Sin ellos no habrá Superliga posible".

Una visión distinta con respecto a este punto fue la que expresó Alejandro Nadur , máxima autoridad de Huracán: "Las idas y vueltas sobre la Superliga son impresiones periodísticas. Nosotros estamos decididos a llevar adelante este proyecto que mejorará el futuro del fútbol argentino".

Los representantes de Huracán, Sarmiento, Estudiantes y Unión se presentaron ante la escribanía correspondiente para poner su rúbrica de cara al acta fundacional de la Superliga, que contará también con el aval de los cinco grandes, aunque San Lorenzo y River condicionaron su apoyo a la quita del artículo que habilita el ingreso de capitales privados y el posible ingreso de la sociedades anónimas deportivas.

El G-25 fijó su posición y ahora se reunirá con los representantes del Comité de Regularización, el ascenso y los grandes para buscar un camino común que desemboque en una real normalización de la AFA.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.