La conmovedora lucha de Ezequiel Garay y su mujer: fueron padres a través de un vientre de alquiler

El jugador de la selección debió dejar la concentración de urgencia y viajar a Estados Unidos, donde el lunes pudo conocer a su hija Shaila, recién nacida
(0)
13 de octubre de 2015  • 09:36

"Ya estamos juntos, mi vida. Después de tantos años buscándote por fin te encontré. Te amo para siempre". La publicación en Instagram de Ezequiel Garay , uno de los defensores titulares de la selección, emociona. Hace unas horas estaba practicando con sus compañeros en el predio de Ezeiza, con el objetivo inmediato del partido de esta noche ante Paraguay. Pero de repente sus prioridades dieron un salto: ayer llegó a los Estados Unidos, donde pudo conocer a su hija Shaila, recién nacida. Fue el punto final de una historia de superación de una pareja que perseguía el sueño de ser padres. Y también, el primer paso de sus nuevas vidas.

Shaila llegó al mundo por el método de gestación subrogada, un vientre de alquiler. Garay, de 29 años, y su esposa, la española Tamara Gorro, de 28, intentaron durante tres años que ella quedara embarazada y no pudieron. "Fueron tres años de lucha. Tuve cinco ciclos, 18 intentos de fertilización asistida. Después de muchos intentos, encontraron un problema en las trompas", relató Gorro en mayo en una entrevista con el programa de TV español Salvame Deluxe.

"Yo pasé la peor noche de mi vida, contactamos con una agencia y unos abogados en Los Ángeles y te enseñan a mujeres que están disponibles para ayudarte y eliges. Yo hablo mucho con ella, pero no quiero conocerla, porque mi bebé está ahí: el óvulo es mío y el esperma de Ezequiel, es nuestro hijo biológico", explicó ella aquel día.

Hija, mamá ya está a tu lado... ???????? #Faltastúpapá

Una foto publicada por Tamara Gorro (@tamara_gorro) el

La fecha de parto era el 21 de octubre, pero se adelantó. Por eso, Garay jugó el jueves ante Ecuador y el fin de semana fue liberado por el cuerpo técnico de la selección para que viajara a Estados Unidos, donde la ley obliga al padre y la madre a estar presentes en un nacimiento por gestación subrogada.

Tamara contó en su blog cómo fueron las horas previas al parto y cómo fue el momento en que conoció a la mujer que llevaba en su panza a su hija, a quien no había querido conocer: "El primer contacto fue abrazarnos fuertemente y mirarnos a los ojos, no hizo falta nada más. Como el buen refrán dice: una mirada vale más que mil palabras. Seguidamente me deslicé hacia abajo hasta donde se encuentra Shaila. Toqué su linda tripa, la besé y dije una frase en tono muy bajito: ‘hija, mamá ya está a tu lado’". No fue fácil ingresar a los Estados Unidos cuando contó el motivo de su viaje. Tuvo que darles explicaciones a los oficiales y entregar los papeles requeridos. Viajó desde Europa a Chicago y, por las demoras con las autoridades, perdió la conexión a Utah, el destino donde nacería la niña. Finalmente, pudo llegar al destino el miércoles pasado.

Luego de ir al hospital donde nacería su hija, Tamara lo llamó a Garay, que estaba en la Argentina (viven en Rusia porque él juega en Zenit) por las eliminatorias. Mientras conversaban ella recibió un mensaje en su teléfono: "Shaila sabe que su mamá ha llegado, no para de moverse y siento muchos calambres. Quizá venga antes de lo previsto, está nerviosa". Entonces, el jugador de la Selección viajó el domingo a la noche a los Estados Unidos. Y el lunes finalmente nació Shaila, la hija por la que tanto habían luchado: ahí estaban sus papás para conocerla.

Seguimos restando: 8 DÍAS para viajar hija!!!!! #8diasparaviajar #despuesde4añosllegaelgrandia #papásmolones #teamamosprincesa

Una foto publicada por Tamara Gorro (@tamara_gorro) el

Otras historias de superación: el arduo recorrido que deben afrontar muchas mujeres para poder tener hijos.

ph/av/ae

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.