La emotiva despedida de Barovero: la salida, el abrazo con Gallardo y las lágrimas