La gran tarde de las Gladiadoras de Boca: goleada a Lanús y mimadas en la Bombonera

Compinches para el gol: el equipo de la Ribera hizo valer su mayor jerarquía
Compinches para el gol: el equipo de la Ribera hizo valer su mayor jerarquía Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Franco Tossi
(0)
9 de marzo de 2019  • 22:04

La lucha fue grande y extensa. Durante sus vidas, las chicas sintieron en buena medida frustración por no ser escuchadas. Pero el 9 de marzo de 2019 será recordado por siempre no solo por ellas, sino también por el fútbol argentino en general. Porque la Bombonera le abrió sus puertas al fútbol femenino y, en el marco del Día Internacional de la Mujer, las Gladiadoras, como apodan al conjunto xeneize de mujeres, tuvieron su estreno en el mítico estadio enfrentando a Lanús. Y, encima, formando parte del preliminar del partido de Primera entre Boca y San Lorenzo. Las chicas de Christian Meloni se impusieron por 5-0. Aunque el resultado fue lo menos importante: hicieron historia en el día que Claudio Tapia, presidente de AFA, anunció medidas para fomentar la profesionalización.

El ingreso de los equipos al campo, un momento inolvidable para ambos planteles
El ingreso de los equipos al campo, un momento inolvidable para ambos planteles Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Ni siquiera a las chicas del Granate les importó el hecho de que, en realidad, el encuentro debía disputarse en el Sur. Apenas les ofrecieron semejante experiencia no dudaron ni un minuto en dar la afirmativa: jugar en la Bombonera, ahí donde se mueven habitualmente los futbolistas que ellas admiran, era un sueño.

La disputa de la pelota, a todo o nada
La disputa de la pelota, a todo o nada Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Si bien era lógico pensar que las tribunas no se colmarían, hubo muchos hinchas de Boca que aprovecharon la ocasión para llegar al estadio con tiempo y disfrutar del encuentro. Una obviedad: apoyaron con los cánticos tradicionales. Las recibieron desde los cuatro costados con "Boca, mi buen amigo" y "Vamos, vamos las pibas".

Compinches para el gol: el equipo de la Ribera hizo valer su mayor jerarquía
Compinches para el gol: el equipo de la Ribera hizo valer su mayor jerarquía Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Aunque la ansiedad de las protagonistas sí se pudo notar. Porque en la salida al campo de juego la fila de las jugadoras de Boca se anticipó al ingreso, dejando atrás a árbitros y colegas de Lanús. En ese momento, Elisabeth Minnig, arquera xeneize, empezó a tirar besos a las tribunas. Un desborde de felicidad que terminó rápido cuando María Laura Fortunato, la jueza, hizo señas desesperadas para que retrocedan y el ingreso fuera ordenado: el partido fue televisado y, entonces, debía ser otra la imagen brindada.

Ni que hablar cuando tuvieron que esperar cerca de cinco minutos debido a que el partido entre Godoy Cruz y Rosario Central, transmitido por el mismo canal, aún no había finalizado. La espera fue eterna para ambos equipos. No solo por la ocasión de mostrarse. Sino también por las ganas de obtener un buen resultado para progresar en sus respectivas situaciones. Boca, a partir del triunfo, se colocó tercero en el torneo con nueve puntos, a solo dos de distancia con respecto al puntero San Lorenzo, aunque el equipo azul y oro aún debe el compromiso ante UAI Urquiza, postergado por la gira de la selección argentina femenina en Australia. Por el otro lado, Lanús sigue sin sumar puntos ni goles a favor.

Habilidad y empuje en un duelo atractivo
Habilidad y empuje en un duelo atractivo Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Siendo las favoritas, las Gladiadoras salieron con hambre de gloria. Abrieron el encuentro rápido: a los 9 minutos, Gómez Ares metió un pase filtrado a lo Juan Román Riquelme para que Yamila Rodríguez, la gran figura del club de la Ribera, convirtiera de zurda. Y a los 27 estiró la ventaja cuando, tras un centro de Micaela Cabrera, Noelia Espíndola puso la cabeza, en una jugada en la que Daiana Gómez Fretes, N°3 del conjunto del Sur, se durmió y habilitó a todas a centímetros de su arco. El tercero recién llegó a los 16 de la segunda etapa: una nueva corrida de Rodríguez y, tras su centro, definición de Fabiana Vallejos. El 4-0 lo anotó otra vez Yamila Rodríguez y el 5-0 Quiñones, tras una jugada preparada de córner como las que suele planificar Gustavo Alfaro.

Las Gladiadoras tuvieron su gran tarde
Las Gladiadoras tuvieron su gran tarde Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Con los minutos no solo la parcialidad boquense fue en aumento sino que además la compañía fuera de los límites del campo de juego también fue importante. Jugadores como Benedetto, Ábila, Reynoso, Buffarini, Villa y hasta el lesionado Pavón bajaron del micro y directamente se dirigieron a la boca del túnel para seguir los minutos finales del primer tiempo. Y ahí, claro, el apoyo a Boca también creció en las tribunas.

Aunque los goles se gritaron con fiereza hubo algo en la gente de Boca que gustó mucho. Eso que va con el ADN xeneize. Gritos de guerra surgieron con los esfuerzos puntuales de las chicas. Los múltiples esfuerzos de Rodríguez sobre la banda izquierda para luchar, barrer, ganar la pelota y generar foules; una barrida de Gómez Ares y, casi en simultáneo, el pie firme de Florencia Quiñones; o la salvada de Cecilia Ghigo cuando Victoria Sosa, la N°10 de Lanús, se disponía a convertir sin arquera.

Las Gladiadoras cumplieron el gran sueño. Y ahora esperan que la Bombonera sea una costumbre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.