La maldición del Mundial de Clubes: las cinco decepciones del fútbol argentino

Verón, capitán y figura del Estudiantes subcampeón en 2009, con el balón plateado de la final; Lionel Messi (oro) y Xavi (bronce) completan el podio
Verón, capitán y figura del Estudiantes subcampeón en 2009, con el balón plateado de la final; Lionel Messi (oro) y Xavi (bronce) completan el podio Fuente: Archivo
(0)
18 de diciembre de 2018  • 20:22

La Copa Mundial de Clubes de la FIFA sigue siendo una asignatura pendiente para el fútbol argentino. La caída de River -por penales- frente a Al Ain representó la quinta frustración para equipos argentinos en el certamen que reúne a los mejores equipos de la temporada. En este caso, con un agravante: es la primera vez que un club argentino queda eliminado en las semifinales.

Aquí, un repaso a las participaciones anteriores:

Boca, en 2007

Conducido por Carlos Bianchi, Boca fue el último ganador argentino de la Copa Intercontinental, en 2003. Cuatro temporadas después, el conjunto xeneize, ahora dirigido por Miguel Ángel Russo, desembarcó en Japón para su estreno en el Mundial de Clubes. En Tokio, derrotó con mucho esfuerzo a Étoile Sportive du Sahel, de Túnez, con gol de Nery Cardozo. En la final, jugada en Yokohama, perdió por 4-2 con el Milan de Carlo Ancelotti, que así se cobró desquite de lo ocurrido cuatro años atrás.

Estudiantes, en 2009

Aquel conjunto conducido por Alejandro Sabella fue el que estuvo más cerca de la gloria. Superó por 2-1 en la semifinal jugada en Abu Dhabi a los surcoreanos de Pohang Steelers. Cuatro días después, Estudiantes tuvo contra las cuerdas al inolvidable Barcelona de Pep Guardiola. Lo ganaba con gol de Mauro Boselli, pero Pedro empató a los 43 del segundo tiempo. Lionel Messi, de pecho, le dio la victoria al conjunto blaugrana en el suplementario.

Es la cuarta vez que un conjunto sudamericano cae en semifinales. En las anteriores fueron Inter de Porto Alegre (2010), Atlético Mineiro (2013) y Atlético Nacional de Medellín (2016), donde Franco Armani defendía la valla.

San Lorenzo, en 2014

Cinco años debieron pasar para tener otra excursión argentina en el Mundial de Clubes. Tras conquistar la Copa Libertadores por primera vez en su historia, el San Lorenzo de Edgardo Bauza llegó a Marruecos en busca de una epopeya. En la semifinal debió esforzarse para vencer en tiempo suplementario a los neozelandeses de Auckland City (2-1). En la final, Real Madrid no dio ninguna chance: 2-0 para los dirigidos por Ancelotti, con tantos de Sergio Ramos y Gareth Bale.

River, en 2015

Tras la obtención de la Libertadores, el equipo de Marcelo Gallardo debió trajinar para superar en la semifinal al local Sanfrecce Hiroshima por 1-0 con gol de Lucas Alario. En la final, la resistencia ante el Barcelona de Luis Enrique duró poco más de media hora; luego, el conjunto catalán inclinó la balanza con goles de Lionel Messi y Luis Suárez (2) para un 3-0 concluyente.

River, en 2018

Todavía con la sonrisa a pleno luego de vencer a Boca en la final de la Libertadores en el superclásico más trascendente de la historia, River viajó a Emiratos Árabes con la misión de volver al duelo decisivo del Mundial de Clubes. En una actuación por debajo de lo esperado, empató 2-2 con el local Al Ain, y perdió 5-4 en la definición por penales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.