La primera sorpresa: el equipo chino de Scolari venció a América y jugará contra Barcelona

El festejo del conjunto chino
El festejo del conjunto chino Crédito: FIFA
Guangzhou, de China, superó 2-1 a los mexicanos sobre el final y accedió a las semifinales del Mundial de Clubes; chocará el jueves contra el campeón de la Champions League
(0)
13 de diciembre de 2015  • 08:57

OSAKA.- La primera sorpresa del Mundial de Clubes. América, de México, que llegaba como principal candidato a convertirse en el rival de Barcelona en semifinales, perdió 2-1 sobre la hora ante Guangzhou, campeón de China, y se despidió de sus aspiraciones. Así, el equipo chino dirigido por Luiz Felipe Scolari se medirá el próximo jueves ante Barcelona , por una lugar en la gran final del certamen.

El gol de la victoria llegó en el tercer minuto adicional del segundo tiempo. El brasileño Paulinho se anticipó a una mala salida del arquero mexicano Moisés Muñoz para marcar el resultado final con un certero cabezazo. El apasionado festejo de Guangzhou en el campo de juego también se trasladó las tribunas del Osaka Nagai Stadium, en donde miles de hinchas chinos, vestidos con camisetas rojas, celebraron el histórico triunfo.

América había comenzado mejor el partido, dominando cada aspecto del juego hasta la primera media hora del complemento.. Incluso, a los 10 minutos del segundo período, Oribe Peralta abrió el marcador para los mexicanos. El equipo azteca pareció relajarse, permitiendo que los chinos comenzaran a crecer con más ganas que ideas, aunque con una efectividad suficiente para dar vuelta el partido. El empate parcial también llegó cerca del final, a los 35 minutos, gracias a Long Zheng.

El gol de América

Los goles de Guangzhou

Guangzhou jugará contra Barcelona el próximo jueves, desde las 7.30 (hora argentina), en Yokohama.

Scolari celebra el triunfo con sus jugadores
Scolari celebra el triunfo con sus jugadores Crédito: FIFA

Una alegría para Scolari. El DT brasileño, quien quedó apuntado luego de 7-1 sufrido con la selección de Brasil ante Alemania, en las semifinales del Mundial 2014, volvió a sonreír de la mano del fútbol. A pocas semanas de coronarse campeón de Asia con Guangzhou, ahora consiguió el primer golpe del Mundial de clubes para acceder a cruce especial ante Barcelona. Un nuevo triunfo parece imposible por la magnitud del rival, pero el fútbol está hecho de sorpresas.

"Los partidos de fútbol duran 90 minutos y estábamos decididos a llegar a las semifinales, así que hice varios cambios arriesgados. En esta ocasión funcionaron, aunque es posible que otra noche no hubiesen servido. Pero yo conozco al equipo y sé de lo que es capaz. América es un grandísimo equipo, con una historia fantástica, pero nosotros replicamos y acabamos ganando. Ahora tenemos que seguir soñando a lo grande para el próximo partido, contra Barcelona. No es imposible ganar", dijo el DT, en rueda de prensa, tras el partido.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.