Largo y a la medida del Gobierno: así será el formato del nuevo torneo

La AFA confirmó que en 2015 será de febrero a noviembre, con 30 equipos; habrá dos ascensos y dos descensos, por promedio
La AFA confirmó que en 2015 será de febrero a noviembre, con 30 equipos; habrá dos ascensos y dos descensos, por promedio
Alejandro Casar González
(0)
26 de noviembre de 2014  • 08:10

Esta vez no hubo unanimidad. A los grondonistas acérrimos les fue imposible acallar la oposición al torneo de 30 equipos, que llegó al voto en disidencia de Boca (el único) y que también exhibió las consideraciones negativas de Belgrano (Córdoba) e Independiente, aunque estos dos hayan terminado apoyando la iniciativa.

El formato del próximo campeonato respetará el proyecto que la AFA le llevó al Gobierno a mediados de año, cuando Julio Grondona todavía vivía. El certamen tendrá 30 fechas, comenzará el 15 de febrero y concluirá el 8 de noviembre. Habrá dos ascensos y dos descensos, por promedio. Sólo se repetirá el clásico, que se jugará dos veces. Del 22 de noviembre al 6 de diciembre habrá, además, una liguilla con cuatro equipos (tercero, cuarto, quinto y sexto de la tabla de posiciones) para determinar quiénes jugarán las Copas Libertadores y Sudamericana. A la Libertadores 2016 irán campeón y subcampeón del torneo de 2015, el campeón de la Copa Argentina 2015, el ganador de la liguilla y el equipo argentino mejor ubicado en la Sudamericana 2015.

El certamen tendrá 30 fechas, comenzará el 15 de febrero y concluirá el 8 de noviembre. Habrá dos ascensos y dos descensos, por promedio.

A partir de 2016, el formato cambia: de febrero a junio habrá torneo de transición, luego del cual bajarán tres equipos a la B Nacional y ascenderá uno. La temporada 2016/17 tendrá calendario "a la europea": se jugará de agosto a junio, para favorecer las ventas al final. La temporada tendrá cuatro descensos y dos ascensos, por lo que para la campaña 2019/2020 la primera división estará integrada por 22 equipos, el número que en el comité juzgan como ideal para la máxima categoría del fútbol argentino.

La pelota se parará durante la Copa América, programada entre el 11 de junio y el 4 de julio, y los fines de semana de las elecciones primarias y las generales, previstas para octubre.

Aunque se especulaba con que Daniel Angelici, presidente de Boca y vicepresidente 2º del comité ejecutivo, podía renunciar a su cargo o incluso amenazar con dejar de ir a las reuniones, no hubo decisión drástica, aunque sí un pase de facturas y un duro intercambio de opiniones con Luis Segura, el presidente de la AFA. Según pudo reconstruir la nacion, el empresario del juego le enrostró al sucesor de Grondona que él había dejado explícita su posición contraria al torneo de 30 equipos en todas las reuniones de comité de las últimas semanas. Segura había hecho declaraciones públicas en las que negó disidencia. Más allá del intercambio, Angelici terminó aceptando su cargo. "Boca manifestó su disgusto y disconformidad. Coincidimos que es razonable su intención; por eso, a partir de 2016 se va a acomodar el torneo para que coincida con Europa", opinó Segura a la salida de la reunión en la AFA.

El cónclave terminó además con las especulaciones en cuanto a quiénes ocuparán los otros puestos importantes en el organigrama de la AFA: quedó establecido que Rodolfo D'Onofrio (River) será vicepresidente 1º (primero en la línea sucesoria), Angelici (Boca) ocupará la segunda vicepresidencia, Miguel Silva (Arsenal) se mantendrá en la secretaría general y Eduardo Spinosa (Banfield) será el nuevo tesorero, en reemplazo de José Lemme (Defensa y Justicia). Matías Lammens (San Lorenzo) acompañará a Spinosa desde la protesorería.

El cónclave también sirvió para establecer cuál será el aumento que recibirán los clubes ascendidos desde la B Nacional. Aunque en un principio se especuló con que cobrarían el mismo monto que en la segunda categoría, finalmente tendrán un incremento del 150%: pasarán de $ 4 millones por año a alrededor de $ 10 millones cada doce meses.

La decisión de los dirigentes de refrendar el formato del torneo que el Gobierno había reclamado en los últimos días (y que todos, sin excepción, habían firmado a pedido de Grondona) tendrá un efecto cascada en los próximos días. Está previsto que mañana se firme la addenda del contrato del Fútbol Para Todos, lo que implicará que la AFA no tendrá que devolver los $ 220 millones entregados como anticipos de los derechos televisivos en 2014. Además, esa cifra pasará a engrosar el canon anual del FPT, que a partir de 2015 será de $ 1195 millones. La tesorería de la AFA recibirá antes del fin de semana la necesaria inyección económica para que sus cuentas, hoy al borde del default, tengan algo de alivio. El dinero de la Jefatura de Gabinete servirá, como tantas otras veces, para cubrir todas las obligaciones con los clubes de aquí hasta fin de año.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.