Lo moviliza la idea: Alejandro Sabella busca los mejores intérpretes

Trata de respaldar a la Argentina con los mejores contenidos tácticos para el debut ante Bosnia, pasado mañana, en Río de Janeiro; aún no está definido el ataque porque la presencia de Higuaín se decidirá a último momento
Martín Castilla
(0)
13 de junio de 2014  • 00:38

BELO HORIZONTE.- La cuenta regresiva está en marcha. Para los jugadores, que a toda hora mantienen una lucha con la creciente ansiedad. Para el entrenador, que a todo momento piensa en dar con los mejores intérpretes y sistemas. Vaya desvelo para Alejandro Sabella el de elegir a los mejores eslabones para el debut de pasado mañana, ante Bosnia , en Río de Janeiro. Lo moviliza y lo intranquiliza en partes iguales. Si bien el seleccionado cuenta con grandes individualidades, en este ambiente de silencio y vegetación que le regala el complejo Cidade do Galo, el desafío central pasa por resolver lo mejor posible las dudas que se plantean a dos días del debut.

En la nublada mañana de ayer, con algunos minutos de lluvia, llegó el contacto con la prensa, más allá de que no sean pocos los protagonistas que bufen de fastidio. Después del primer nivel del complejo, que termina en una enorme pared con la imagen del papa Francisco y el plantel, es tiempo de subir la empinada ladera camino a la cancha N° 1. Los primeros movimientos son livianos, de recreación, hasta que un Sabella movedizo, ansioso con su pizarrón en la mano izquierda convoca a sus dirigidos en el centro del campo. Por primera vez se puede ver, aunque sea por unos pocos minutos, el trabajo táctico del entrenador. Una idea, un boceto o el pensamiento que tiene en su cabeza el mentor de este plantel. Y en el medio de una geografía accidentada, como lo es Belo Horizonte, Sabella decide cargar con su espalda las decisiones a tomar para la expedición en Río.

Asumido el cargo como entrenador del seleccionado, en su primera nota con la nacion, Sabella recibía una pregunta que se tomó unos cuantos segundos para contestar: ¿A qué le tiene miedo como técnico de la selección argentina? En las primeras horas del ciclo, durante la gira por Calcuta, su explicación hoy cobra fuerza y una mayor dimensión: "El miedo te mantiene alerta. Un poco no viene mal. El miedo o la preocupación pasa porque las cosas salgan bien, que no haya imprevistos. Siempre tenés que estar alerta, estar en todos los detalles para no tener problemas". En esos detalles está Sabella en tierra brasileña. En mantener la obligada presencia ofensiva de Messi-Higuaín-Agüero-Di María o en comprobar si el tobillo izquierdo del Pipita está como para confiar. En apelar a un Lavezzi más afilado o, por momentos, mutar al esquema 5-3-2 con el que se siente tan cómodo.

"Nuestro sistema madre es el 4-3-3, pero lo hemos variado al 4-4-2 y también al 5-3-2. Más allá de nuestro sistema madre, no me ato a ningún esquema. Debo trabajar en cada caso para no cometer errores y decidir en función de las características de los jugadores que tenemos".

La frase más repetida por Sabella resulta el mejor resumen de las variantes tácticas que está ensayando. El entrenamiento empezó con los habituales titulares: Romero; Zabaleta, Federico Fernández, Garay y Rojo; Gago, Mascherano y Di María; Agüero, Messi y Lavezzi. En pocos minutos se tiene una sensación: o Lavezzi está mejor considerado en el último mes o al Pipita lo están haciendo mover como Dzeko ante la defensa titular. La carrera hacia el partido con Bosnia aún no está definida en el ataque, donde la actualidad de Higuaín aún no satisface del todo y se decidirá a último momento su situación. Un dato no menor si se tiene en cuenta su importancia en la pelota parada y cuyo reemplazante natural, Rodrigo Palacio, trabaja en forma diferenciada para recuperarse de un esguince en el tobillo izquierdo.

Como lo demostró en todo su ciclo, incluso hasta el momento final en el que tuvo que conformar la lista definitiva para Brasil 2014, Sabella toma papel y lápiz, anota y modifica. Así se lo ve en el medio de la cancha. En su pensamiento pesan muchas valoraciones. Las físicas y las estratégicas. Por eso apostó por jugadores que ofrecen soluciones en varios puestos. Por eso vuelve e insiste con el 5-3-2, que ayer terminó con una formación conformada por Romero; Zabaleta, Campagnaro, Demichelis, Garay y Rojo; Enzo Pérez, Marcherano y Di María; Messi e Higuaín.

La materialización de los primeros ensayos cobró vida. Pudieron tenerse más registros, más cercanos. Lo único confirmado es la intención por apuntalar el juego de Messi, que no alcanza sólo con tenerlo. Rodearlo y potenciarlo, con una estructura que lo eleve, es el objetivo. Para conseguirlo, Sabella está en busca de los mejores contenidos tácticos para respaldar el desafío colectivo de la Argentina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.