Los laterales en el Boca de Alfaro: dos casilleros todavía sin resolver

Alfaro, en el centro; el DT de Boca todavía debe evaluar los carriles de la defensa
Alfaro, en el centro; el DT de Boca todavía debe evaluar los carriles de la defensa Crédito: Prensa Boca Juniors
Patricio Insua
(0)
12 de enero de 2019  • 09:00

En la línea de fondo de Boca hay un único jugador con su lugar asegurado: Carlos Izquierdoz. Para acompañarlo en la zaga el recién llegado Junior Alonso comienza a ganarse la consideración del cuerpo técnico, que en las primeras prácticas encontró un futbolista recio. De todas maneras la intención es sumar otro central zurdo; la opción de José Luis Palomino hoy se encuentra trabada, pero buscarán alternativas si no se concreta lo del hombre del Atalanta, de Italia.

Los casilleros a completar en la defensa están principalmente sobre en los costados. Por la derecha Gustavo Alfaro cuenta con Leonardo Jara y Julio Buffarini , más Gino Peruzzi, quien realiza la pretemporada con la Reserva al mando de Rolando Schiavi. El que sí está en Cardales y causó una positiva impresión es el juvenil Marcelo Weigandt. De todas maneras, irían otro jugador para ese lugar. Si Jara, Buffarini y Peruzzi se caracterizan más por el recorrido hacia adelante que por la marca, posiblemente la búsqueda entonces sea de un futbolista más posicional. Si finalmente llega alguien no será para ver qué pasa, ya que Alfaro alertó que quienes se sumen deben ser "futbolistas que el 27 (en referencia al primero compromiso por la Superliga, ante Newell’s) se pongan la camiseta de Boca y salgan a jugar".

Del otro lado, aparecen Frank Fabra, Lucas Olaza y Emmanuel Mas. El colombiano está en la etapa final de la recuperación por rotura de ligamentos cruzados que lo dejó afuera del Mundial; ya se cumplieron seis meses de la operación, pero recién estaría en condiciones de aparecer comenzado el mes de marzo. "Necesita tiempo, pero estando bien es un valor importante", aseguró Alfaro. En la puja entre Mas y Olaza, el ex San Lorenzo es el que tiene la ventaja. El uruguayo, en tanto, evalúa una oferta del fútbol brasileño. Una alternativa para el lateral izquierdo es también Alonso, al que Marcelo Bielsa colocó en ese lugar en el Lille, de Francia.

"La amplitud que puedas darle a tu intencionalidad de ataque hace que el equipo para defender tenga que ser ancho", explicó el DT en su conferencia de prensa del jueves para destacar el valor de los jugadores externos. Además, puntualizó que un lateral y un extremo "se tienen que entender", algo que será indispensable si el esquema que prima es el 4-2-3-1.

También para referirse a la importancia de los jugadores por afuera de la defensa, Alfaro los vinculó a dos jugadores que se sumarán al plantel: Jormar Campuzano e Iván Marcone. "Si Barrios y Marcone son compatibles, necesitás otras características desde los laterales. Con un cuadrado defensivo se requiere amplitud de los laterales en función de ataque", adelantó. En relación al colombiano proveniente de Atlético Nacional, remarcó que su juego se vincula con "laterales que tengan proyección".

El Boca de Alfaro sigue en proceso de construcción, un proceso que necesita darse con rapidez pero sin ceder solidez. En esas piezas que van acomodándose, los laterales todavía no aparecen definidos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.