Los motivos del silencio que rodea al Mundo Boca tras las elecciones

Los hinchas de Boca celebraron su Día
Los hinchas de Boca celebraron su Día Crédito: Hernán Zenteno
Pablo Lisotto
(0)
12 de diciembre de 2019  • 23:59

Boca vive días extraños. Mientras los futbolistas ya disfrutan de sus vacaciones y buena parte de los empleados no tiene precisión sobre su futuro laboral, la dirigencia que se va lo hace rodeada de un silencio sepulcral y la que llega prefiere evitar las declaraciones grandilocuentes.

Tan grande fue la sobredosis de actividad mediática y el duelo dialéctico durante la campaña electoral, que resulta difícil de asimilar este abrumador silencio. Salvo unas pequeñas excepciones ( Mario Pergolini, Jorge Bermúdez), casi nadie de la lista ganadora hizo declaraciones más allá del domingo, cuando la fórmula Ameal-Pergolini- Riquelme arrasó en las urnas.

Ante la consulta de LA NACION, desde el círculo íntimo del nuevo presidente de Boca explicaron: "No hay nada extraño. Ocurre que desde las elecciones no ocurrió nada que amerite ser informado. Se está trabajando en cada punto necesario para ser serios cuando se habla de algo."

El asunto parece estar claro, y hasta incluso resulta sensato. A diferencia de las repetidas ocasiones en las que algún integrante de la CD anterior, principalmente el propio Daniel Angelici, anticipaba a los medios supuestas negociaciones que luego no pasaban del umbral del rumor (el posible arribo del arquero italiano Gianluigi Buffon o incluso la chance de que Riquelme jugara para el oficialismo en las elecciones del último domingo fueron las versiones más resonantes), la cautela caracteriza estas primeras horas de la era Ameal.

Lejos de tener un vínculo directo con la prensa, tanto el flamante presidente (que asumirá el lunes próximo) como su vice y el exvolante, entre tantos más, están enfocados en resolver varios asuntos. "No vamos hablar por hablar cuando se están cerrando temas en estos días. Sino, después uno queda muy poco creíble", agregan.

Más allá de esa política, sí trascendió que Miguel Ángel Russo es el principal candidato a suceder a Gustavo Alfaro como director técnico. Sin embargo, y más allá de las primeras charlas que ya tuvo el DT con Riquelme y Ameal, aún restan asuntos que tratar antes de confirmarlo.

Uno de los puntos sería que Sebastián Battaglia se incorpore al equipo de trabajo del entrenador que en 2007 ganó la última Copa Libertadores del club de la Ribera. Y también aparece sobre la mesa otro nombre ligado a la era dorada: Diego Cagna.

El nombre de Nicolás Burdisso también figura en la agenda inmediata de Ameal y Riquelme. Y así como todo hacía suponer que el director deportivo renunciaría o que sería despedido, el escenario actual es diferente: le propondrán que siga en su cargo, con la condición de que se sume al equipo de trabajo que incluye a Bermúdez, a Raúl Cascini y a Marcelo Delgado, y que las decisiones vinculadas con su cargo ya no sean solo suyas. ¿Aceptará?

Los datos aparecen a cuentagotas. Y no solo está enfocado en la Primera. Porque todo indica que Rolando Schiavi será desvinculado y el nuevo DT de la Reserva sería Carlos Navarro Montoya, un hombre que aguarda con ansiedad que ese rumor se concrete, con la ilusión de volver, finalmente, a un club que siente como su casa.

También trascendió que Riquelme quiere que todas las divisiones jueguen con un enganche. Justamente él, bautizado como el último Nº 10, buscaría resurgir un puesto que es clave en el dibujo 4-3-1-2 que pretende implementar.

Según pudo averiguar LA NACION, un reducido grupo de personas cercanas a Ameal revisó al detalle varios contratos, algo que se interpreta como el primer paso hacia una auditoría, como habían anticipado en campaña.

Acerca de los refuerzos, todo se mantiene en absoluta reserva, aunque se sabe que las negociaciones apuntan a incorporar al menos a un centrodelantero y a un volante por izquierda.

Por último, sobre la reforma de la Bombonera también hay cautela. "Buscaremos el mejor proyecto", confesaron.

Mientras el futuro se define con Riquelme y los dirigentes, los hinchas de Boca festejaron ayer su día en el Obelisco, con la ilusión de vivir un buen 2020.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.