Los nuevos DT en la Superliga: jóvenes de bajo presupuesto y escasa experiencia

Más distancia entre los ricos y los humildes: los clubes chicos apuestan a entrenadores de escaso recorrido o actuación en el ascenso; quiénes son y cómo piensan los 9 directores técnicos que debutarán en la Superliga; Coudet y Heinze, excepciones
Ariel Ruya
(0)
6 de enero de 2018  

Rondina, Ledesma, Pena y Bassedas, cuatro de los técnicos con poco recorrido en primera
Rondina, Ledesma, Pena y Bassedas, cuatro de los técnicos con poco recorrido en primera

En los últimos 17 años de su vida, Sergio Rondina creó un formidable currículum como director de orquesta de equipos de ascenso. En la nómina hay de todo: Midland, Cañuelas, Colegiales, Luján, Excursionistas, Flandria, Atlanta y Nueva Chicago, entre tantos otros. Un efímero salto lo descubrió en Arsenal en 2016 en la primera A. Duró un suspiro: de 28 partidos, ganó 10, empató 6 y perdió 12.

Volvió a lo suyo, las pasiones del ascenso, hasta que la anunciada salida de Humberto Grondona lo encuentra de regreso en Sarandí, con el segundo peor promedio (0,977) y en la última posición (5 puntos) en la Superliga. Volante con cierta elegancia, actuó en Arsenal entre 1992 y 1998 y, lógicamente, dejó un grato recuerdo. Por eso, tal vez, volvió como conductor.

Un retorno como el que siente, de otro modo, Sebastián Pena , un ex zaguero aguerrido que actuó en grandes conjuntos (River, Independiente) y que en Chacarita dejó una huella en dos etapas. Como director técnico es un aprendiz: pasó por San Martín, de Tucumán, y por Guaraní Antonio Franco, antes de desembarcar, en su primera experiencia en la A, en el coloso de San Martín.

Rondina y Pena resultan dos ejemplos perfectos para pintar la radiografía de la Superliga que viene en su reanudación: detrás del brillo, la experiencia y la opulencia de Marcelo Gallardo y Guillermo Barros Schelotto , casi un tercio del campeonato tendrá entrenadores jóvenes, apuestas riesgosas, perfiles desconocidos y contratos menores.

Se sabe: pasaron 84 directores técnicos por la A durante 2017. Para este año habrá nueve DT nuevos en sus clubes y, de ellos, la mayoría tendrá su primera vez, o la segunda, luego de una breve, traumática y frustrante presentación. De los flamantes, dos tienen nombre, experiencia y cierto prestigio: Eduardo Coudet (43 años) llegó a Racing, luego de un destacado paso por Rosario Central y a pesar de una fallida aventura en Tijuana, y Gabriel Heinze (39) entrena a Vélez, luego de un paso sin luces en Godoy Cruz y afirmado por el ascenso de Argentinos. Gracias a su equipo de galera y bastón, fue pretendido por otros, al igual que Chacho. Pero ambos DT, jóvenes y audaces, son una excepción de esta historia: casi todos los nuevos son una moneda al aire.

Nada garantiza el éxito: el fútbol, en ese rubro, es un manual maravilloso. Sin embargo, la búsqueda de perfiles sin el respaldo de un proceso anterior desnuda la realidad de la Superliga, acorralada en los que menos tienen. Esa tendencia empezó en las últimas páginas de 2017. Defensa y Justicia contrató a Juan Pablo Vojvoda (42), que hizo sólo reemplazos circunstanciales en Newell’s (ganó cuatro de seis partidos en el club de Florancio Varela), y Temperley incorporó a Gastón Esmerado (de 39 y de buena campaña en Guillermo Brown, en la B Nacional), que ganó dos y empató dos.

Con la misma receta y una ambición parecida –permanecer en la vidriera, sin inversiones costosas–, Tigre contrató a Cristian “Lobo” Ledesma , que hará su presentación como DT. De 39 años y luego de un recorrido extraordinario como clásico número 5, reemplaza a un histórico, Ricardo Caruso Lombardi. Tiempo atrás, contó a LA NACION: “Me gustaría que mi equipo jugara por abajo, que llegara al arco rival de forma limpia, que la defensa achicara bien los espacios, que fuera un equipo corto, lindo para ver”. Sin embargo, las urgencias del contexto –sobre todo, en entrenadores sin mayor espalda– pueden desviar el camino. “No sé si el momento es crítico, pero sí sabemos que hay que sumar”, advirtió, luego de la primera práctica en Victoria.

En Olimpo, Christian Bassedas (44) tendrá un desquite, luego de un paso traumático por Vélez y una aventura compleja en Boca Unidos. Los problemas no se centran en el campo de juego de modo excluyente: por deudas, el plantel no se entrenó durante las primeras dos jornadas. En Lanús, Ezequiel Carboni (38) va a intentar copiar el método de Jorge Almirón, el entrenador más ganador de la historia granate. Sin embargo, las salidas de José Sand, Maximiliano Velázquez y, quizás, Román Martínez pueden derivar en un escenario austero. A Gimnasia volvió emocionado Facundo Sava (43), el que más recorrido tiene. No obstante, sólo en San Martín, de San Juan, y en Unión (entre 2012 y 2013) logró cubrir las dos patas del fútbol: triunfos y admiración.

Diego Omar Dabove nació en Banfield, hizo las divisiones inferiores en Lanús y atajó en Dock Sud, Argentino de Quilmes, Cañuelas y Ferro, de General Pico. Era el conductor de la reserva; ahora, asumió en la primera de Godoy Cruz, a los 44. “Quiero un equipo con personalidad, garra e intensidad”, se define. Es la cara menos conocida entre las de los nuevos aventureros.

Por: Ariel Ruya
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.