Los secretos de un obsesivo: año tras año, los impactos de Lautaro Martínez

Apunta.... y dispara! Lautaro Martínez suma 21 goles y siete asistencias en la temporada con Inter, después de 48 partidos; "Hace mucho tiempo que no jugaba así", confesó tras golear a Shakhtar Donetsk, señal de su obsesión por superarse
Apunta.... y dispara! Lautaro Martínez suma 21 goles y siete asistencias en la temporada con Inter, después de 48 partidos; "Hace mucho tiempo que no jugaba así", confesó tras golear a Shakhtar Donetsk, señal de su obsesión por superarse Fuente: AFP
Cristian Grosso
(0)
18 de agosto de 2020  • 00:08

A Lautaro Martínez nunca le interesó esperar. En 2013 debutó en la primera de Liniers de Bahía Blanca, por la Liga del Sur, y le hizo un gol a Puerto Comercial. En 2014 lo fichó Racing sin tomarle ni una prueba: entró en sexta división y de quinta saltó a Primera. En 2015 debutó en la A cuando reemplazó a Diego Milito. En 2016 llegó a la selección juvenil, ganó el torneo de L'Alcudia, fue el goleador y el mejor futbolista del torneo. En 2017, entre el Sudamericano y el Mundial Sub 20 marcó siete goles en 11 partidos. En 2018 debutó en la mayor e Internazionale lo compró por una fortuna. En 2019 fue la pieza más buscada en el mercado de pases. En 2021 será padre por primera vez en su vida...

¿Y 2020? Claro. Tantos años sin pisar el freno, no se detendrá ahora. Lautaro Martínez atropella al presente, busca su destino con la prepotencia de un 'Toro' indómito. Figura para despedazar por 5 a 0 a Shakhtar Donetsk, el bahiense depositó a Internazionale en la final de la Europa League. Será el viernes, en Colonia, frente a Sevilla. El duelo, entre tantos simbolismos, le recordará a la Argentina que el futuro ya llegó: Lautaro Martínez frente a Lucas Ocampos, dos engranajes vitales de la renovación que Lionel Scaloni había acentuado en la selección hasta que la pandemia de coronavius desactivó todas las competencias entre países. Incluso, para reforzar el concepto sobre el recambio, esta definición significará la despedida de Éver Banega, de 32 años, del club andaluz.

Después de contarle al mundo, junto con su novia, Agustina Gandolfo, que pronto serán padres de Nina, Lautaro brilló en Düsseldorf para llevar a Inter a una final de Europa después de 10 años
Después de contarle al mundo, junto con su novia, Agustina Gandolfo, que pronto serán padres de Nina, Lautaro brilló en Düsseldorf para llevar a Inter a una final de Europa después de 10 años Fuente: LA NACION - Crédito: @lautaromartinez

La temporada de Lautaro, incluso con algunos baches, es fantástica, con 21 goles en 48 partidos. Ocampos, de una enorme evolución, espera superar una molestia en la pierna derecha para buscar el cierre perfecto a una estación con 17 festejos en 43 encuentros. Cartas decisivas de los entrenadores Antonio Conte y Julen Lopetegui. Un argentino será campeón de Europa. Un duelo que también se dio en 2018, precisamente con Ocampos en Marsella y Ángel Correa en Atlético de Madrid, finalmente el vencedor. El otro antecedente en el siglo ocurrió en 2014, cuando Sevilla, con Federico Fazio y Nicolás Pareja, superó a Benfica, de Ezequiel Garay y Nicolás Gaitán. Hubo otro cruce, es verdad, pero de entrenadores: en 2012, Diego Simeone derrotó a Marcelo Bielsa y sus vascos de Athletic Bilbao.

El primer gol de Lautaro frente a Shakhtar

Inter se reinventó en la Europa League tras la frustración de quedar eliminado de la Champions por terminar tercero en el Grupo F, detrás de Barcelona y Borussia Dortmund. La última vez que los italianos alzaron este torneo, entonces denominado Copa UEFA, fue en 1998, y en la formación, además del incombustible Javier Zanetti, estaban Simeone, el chileno Zamorano y Ronaldo, el brasileño. Sevilla, el amo de este trofeo, campeón en cinco ocasiones, hizo en la actual versión todo el recorrido, de punta a punta.

Arriba de todos, Lautaro: el viernes definirá la Europa League, en Colonia, en un cruce de argentinos, porque en Sevilla juegan Lucas Ocampos, Éver Banega y el "Mudo" Vázquez
Arriba de todos, Lautaro: el viernes definirá la Europa League, en Colonia, en un cruce de argentinos, porque en Sevilla juegan Lucas Ocampos, Éver Banega y el "Mudo" Vázquez Fuente: LA NACION - Crédito: DPA

A Conte le corresponden méritos en el desarrollo de Lautaro, desde luego, El mismo Conte que hace solo unas semanas fue muy crítico con la conducta de los dueños chinos del club nerazzurro. Ese Conte, el que devuelve a Inter a una final europea -la última fue la Champions 2010 que conquistó con Zanetti como capitán y con Diego Milito como goleador- y que redujo una ventaja de 21 puntos con Juventus en la Liga italiana para finalizar apenas un peldaño detrás de la Vecchia Signora.

El entrenador Antonio Conte le pidió a Lautaro Martínez que no viva del gol y lo desafió a ampliar su radar de acción: "Lauti no debe pensar que el gol es todo para un delantero, porque para mí no es así. Debe trabajar para el equipo. Nos gusta cuando da asistencias y cuando convierte. Tiene mucho por crecer", lo espoleó. Lautaro Martínez, a falta de un partido para finalizar una singular temporada, respondió con 7 asistencias entre todas las competencias.

El segundo tanto en la semifinal

Conte dobló la apuesta. El técnico también lo acicateó para que demostrara su verdadera talla: "Tiene potencialidades importantes, claro, pero le toca a él decidir si quiere convertirse en un jugador 'top' o si quiere quedarse como uno de nivel medio", y clavó el aguijón. Martínez no paró de crecer desde entonces e Internazionale ya no sabe qué ingeniería financiera activar para cuidar su joya más rentable. A mediados de 2018 se lo compró a Racing en 23 millones de euros y hoy tiene una cláusula de rescisión por 111 millones. Delirios y cruces novelescos con Barcelona, el Manchester City de Guardiola y algunos más. Y la historia no está concluida, porque muchos volverán a insistir.

Marcó dos en los 81 minutos que estuvo en la cancha. Y se llevó la mano al oído en el segundo, un gesto provocador que todo futbolero sabe qué significa. Desde el regreso de la actividad, había convertido tres en 15 partidos. "Fue una noche increíble, soñada. Hace mucho tiempo que no jugaba así. Hubo un momento en el que ya no estaba en mi nivel, pero eso también ayuda a crecer y madurar. Estos goles son muy importantes para mí", reconoció. "El equipo demostró que está preparado para grandes cosas, tiene mucha personalidad y crece día a día. Ahora, esperemos que en la final todo salga bien y que la copa se vaya a Italia", agregó en el canal de TV Sky.

Asistencia para el cuarto, que anotó Lukaku

Al club de la capital de la Lombardía llegó el chileno Alexis Sánchez hace algo más de un año..., tal vez para que Lautaro sintiera la comezón de la competencia. El club cuida a su joya, pero a la vez la obliga, la interpela. La pone a prueba. Justo antes del duelo en Düsseldorf contra Shakhtar, Conte había subido nuevamente la vara: "Lautaro y Lukaku tendrán que sacrificarse". ¿Cómo respondieron? Con pólvora. La sociedad del bahiense con el belga Romelu Lukaku -33 goles en 50 partidos en la temporada- se encuentra en su punto de mayor ebullición.

Se buscan, se entienden, se respaldan. Se asisten. Se potencian. Contra los ucranianos, cada uno firmó un doblete y una asistencia. Nada los retrata mejor. Es que Lautaro Martínez arremete, no pierde el tiempo. Jugará este viernes su primera final europea y, al día siguiente, cumplirá 23 años.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.