Marcelo Barovero: "Se complica demasiado, pero en River no hay excusas"

La expresión de lamento de Barovero
La expresión de lamento de Barovero Fuente: EFE
El arquero describió la dificultad de jugar en la altura en el debut en la Copa; frente a Quilmes, por la recuperación
(0)
21 de febrero de 2015  • 09:49

ORURO, Bolivia.- River trató de asimilar el golpe al mentón en apenas un par de segundos. El campeón de la Copa Sudamericana resistió casi 80 minutos en la altura y, cerca del final, sucumbió: el 2-0 de San José , de Oruro lo puso frente a una dura realidad en el debut de la Copa Libertadores . Sabe que es apenas el principio y que no tiene tiempo para caerse, pero dura la bronca. Sobre todo la del arquero Marcelo Barovero , habitual héroe, que mostró algunas dudas en los goles de los bolivianos. Herido en su orgullo, hizo como si nada, dio vuelta la cara y simplemente trató de fijarse en lo que vendrá...

"Se complica demasiado, pero en River no hay excusas", dijo el arquero, que también trató de explicar la apertura del marcador: "No es lo normal, pero se dio justo [por el primer gol], intenté desviarla para que atrás cayera de un lado u otro, pero cayó del suyo. En el segundo se vio que se complica mucho, pero no hay excusas. Igual, recién arranca el grupo y nos queda mucho por hacer".

En cada línea Barovero pareció hacer un mea culpa. "Ahora, a recuperarse el domingo, tenemos mucho que jugar. Es una lástima que no nos pudimos llevar algo por el esfuerzo que hicieron mis compañeros".

Otro de los que opinaron sobre la caída fue Leonardo Ponzio . "Pareciera que el partido lo controlaron ellos, pero no fue así. En un par de jugadas sobre el final se quedaron con todo, cuando por el desarrollo no parecía que ése iba a ser el resultado. El marcador fue engañoso, no daba para volvernos con una derrota, no se pudo empezar ganando, pero teniendo en cuenta el factor de la altura, nos vinimos conformes, más allá del resultado. Que no haya agua en el vestuario en una competencia tan importante no está bien." El mediocampista se quejó porque en el vestuario no había agua caliente y tuvieron que irse sin ducharse, como si se tratara de los viejos duelos de la Copa Libertadores.

En cuanto al equipo que se medirá con Quilmes, en el Monumental, la certeza es que Marcelo Gallardo alineará a Teófilo Gutiérrez, Leonel Vangioni, Matías Kranevitter, Ariel Rojas y Ramiro Funes Mori. El resto está por verse.

Marcelo Gallardo fue el primero en borrar la mala experiencia en Bolivia. "Sabíamos que éste era el partido más complicado en la Copa Libertadores. Lo bueno es que permite recuperarnos en el grupo. Siempre es preferible. Igual, como nos propusimos, lo primero será el próximo paso. River siempre tiene que pelear con igual responsabilidad todo lo que juega. Nos preparamos para eso, aunque sabemos que la Libertadores es una debilidad para nosotros y para la gente."

No bien regresó a la Argentina, el plantel de River se entrenó en el estadio Monumental: para readaptarse a la atmósfera local hizo ejercicios con pelota y fútbol en espacios reducidos. Los millonarios saben que el camino, a veces, depara espinas. Saber quitarlas forma parte del aprendizaje para la superación. Está en sus manos.

Enzo bancó al arquero. Marcelo Barovero tuvo un padrino de lujo: Enzo Francescoli . "Una vez en la altura quise parar la pelota con el pecho y me pegó en la cara. Eso le pasó a Barovero", aseguró el manager. Si él lo dice...

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.