Desafío Morumbí: River espera el partido ante San Pablo con una sola duda en la formación

Crédito: Prensa River / Diego Haliasz
Si empata, el equipo argentino conseguirá su clasdificación a los octavos de final de la Copa Libertadores
Federico Cornali
(0)
13 de abril de 2016  • 19:55

SAN PABLO.- Fueron casi 15 grados de variación térmica los que el plantel de River afrontó ayer desde que partió de Buenos Aires y llegó, pasado el mediodía, al hotel en Vila Cordeiro. La temperatura, que por momentos alcanza los 33 grados, parece una metáfora del desafío que encararán los dirigidos por Marcelo Gallardo en una ciudad usualmente frenética, que hoy se agita aún más al ritmo de la tensión sociopolítica que vive el país y de este duelo de Copa Libertadores. Tiene la tranquilidad de que, aún perdiendo, seguirá en los puestos de clasificación y de que con un empate estará en los octavos de final. Un Morumbí repleto (más de 60 mil espectadores), como hace mucho tiempo no se ve, intentará jugar su partido ahogando al Millonario, sofocándolo desde el primer minuto. Esa presión es, a su vez, un arma de doble filo para los locales, un equipo de andar irregular que arriesga la que podría ser su última carta.

Ellos se hacen fuertes aquí y están obligados a ganar. Sabemos que tendremos mucha gente en contra, pero confío en que vamos a clasificarnos (Andrés D'Alessandro)

Ambos se entrenaron por la noche en el Morumbí, con un clima bastante más agradable. Primero, los de Edgardo Bauza. Minutos después, los de Gallardo. Durante la práctica de River la lupa estuvo sobre Andrés D'Alessandro, que vuelve como titular al país en el cual residió durante casi ocho años, donde se convirtió en ídolo de Inter, de Porto Alegre. Él sabe mejor que nadie lo que significa jugar bajo esta atmósfera. "Ellos se hacen fuertes aquí y están obligados a ganar. Sabemos que tendremos mucha gente en contra, pero confío en que vamos a clasificarnos".

Respecto al equipo que pondrá Gallardo, resta definirse si estará o no Emanuel Mammana, que arrastra una lesión. Si el defensor no juega, Gabriel Mercado ocupará el lugar de marcador central y entrará Milton Casco como lateral derecho.

El probable equipo: Barovero; Mercado o Casco, Mammana o Mercado, Álvarez Balanta, Vangioni; Mayada, Domingo, Nacho Fernández, D'Alessandro; Mora y Alario

River nunca venció a San Pablo en el Morumbí, ya que apenas rescató un empate (final de la Supercopa 1997 que luego ganó) y sufrió dos derrotas (Sudamericana 2003 y Libertadores 2005, ambas 2-0), pero sí pudo hacerlo en esta misma casa ante Corinthians (2-1), por los octavos de final de la Libertadores 2003. En aquella ocasión, D'Alessandro fue uno de los destacados, poco antes de irse a Wolfsburgo, de Alemania.

Gallardo estuvo en el campo en esos tres enfrentamientos ante San Pablo e intentará llevarse por fin su primera victoria, esta vez como técnico. Entre sus peores recuerdos debe estar la última visita por Libertadores, en 2005, ya que debió soportar el asedio de los torcedores paulistas, que rompieron los vidrios del ómnibus que los trasladaba al estadio, y fue testigo de varias escenas violentas entre los hinchas millonarios y la Policía Mililar (PM) brasileña.

Del otro lado estará Jonathan Calleri, que viene de convertirle cuatro goles a Trujillanos. "Tenemos que jugar cada pelota como si fuese la última y ganar, aunque sea por medio a cero", dijo el ex delantero de Boca. Para San Pablo, vuelven las "noches de Libertadores". Así es como bautizó Diego Lugano (será suplente) a los partidos de los miércoles, por este torneo. Sin embargo, los de Gallardo saben en que esta puede ser "la noche de River", otra jornada épica, para volver a Buenos Aires con la clasificación dentro del bolso.

Un récord que habla del gran desafío

San Pablo ganó los últimos cinco partidos que disputó en el Morumbí por la Copa Libertadores, con 14 goles a favor y ninguno en contra. Vale recordar que el primer encuentro en el actual torneo (0-1 con The Strongest, de Bolivia) lo disputó en el estadio Pacaembú.

fc/ae

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.