Mundial 2002: J-Village, el búnker japonés de Marcelo Bielsa

Cristian Grosso
(0)
19 de diciembre de 2001  

El National Training Center Japan-Village, el búnker elegido por la Argentina para concentrarse durante la Copa del Mundo, ya está teñido de celeste y blanco. El gigantesco predio donde habitualmente se prepara el conjunto local, ubicado en las afueras de la localidad de Utsukushimori, ya cuenta con sus instalaciones acondicionadas para recibir a mediados de mayo de 2002 al seleccionado que dirige Marcelo Bielsa.

Las comodidades del sitio son magníficas. Si hasta en el interior del predio, a 300 metros del complejo habitacional, se erige un estadio con capacidad para 5000 personas y un campo de juego de 105 metros por 68. Además, hay una cancha central de piso sintético y medidas reglamentarias, con luz artificial y rodeada por una pista atlética. La infraestructura deportiva también la integran diez canchas reglamentarias de césped natural -dos de ellas con luz artificial-, otras dos más pequeñas igualmente de césped natural, una pequeña de arena y una más de piso sintético, de 72 metros por 44 metros, pero totalmente cubierta.

El centro de entrenamiento es tan amplio y cómodo como tranquilo. A 25 minutos de ómnibus de Iwaki, la ciudad importante más cercana -está a 175 kilómetros al norte de Tokio, a dos horas y 20 minutos en tren-, el predio J-Village será ocupado solamente por la delegación argentina. Aunque sobrarán sus instalaciones porque cuenta con 90 habitaciones (para dos, tres y hasta cuatro personas), todas ellas con televisión satelital. Un gimnasio completo, otro de basquetbol cubierto, una pileta climatizada, yacuzzi, dos vestuarios y una sala de masaje potencian un espacio muy completo.

Cabeza de serie del Grupo F, la Argentina debutará en la 17a Copa del Mundo frente a Nigeria el 2 de junio de 2002, a partir de las 2.30 de nuestro país, en la tercera jornada de una competencia que se inaugurará el 31 de mayo, en Seúl, con el encuentro entre Francia, el actual campeón, y Senegal, por el Grupo A.

El cotejo frente a los africanos se disputará en la ciudad de Ibaraki -a tres horas en ómnibus del J-Village-, en el estadio del club Kashima Antlers, conjunto que acaba de consagrarse campeón en la Liga japonesa, bajo la conducción del brasileño Tonino Cerezo.

Cinco días después, el 7 de junio, la formación de Marcelo Bielsa afrontará otro compromiso exigente ante Inglaterra, en la isla de Hokkaido, en la ciudad de Sapporo -a 1h20m en ómnibus, más 1h15m de avión del búnker albiceleste-, en un partido que comenzará a las 8.30 de la Argentina. Y nuevamente luego de cinco días, el 12 de junio, el representativo nacional cerrará su participación el Grupo F frente a Suecia, en Miyagi -1h50m en ómnibus desde J-Village-, a partir de las 3.30 de nuestro país.

Mientras aún no están acordados los tres amistosos que la Argentina jugará en febrero, marzo y abril -ahora está en duda el que iba a disputarse el 17 del último mes con Alemania, en Stuttgart- del año próximo, una firme posibilidad es que el plantel de Bielsa comience su concentración en Italia o España a principios de mayo de 2002 y aproximadamente 15 días después se radique en Japón, donde jugará un cuarto amistoso antes del debut mundialista.

El campeón se llevará US$ 7.529.000

ZURICH (Reuters).- Al término de la reunión del comité ejecutivo de la FIFA, el presidente Joseph Blatter tomó la palabra y aseguró: "Será el Mundial más caro de la historia". El suizo, que anualmente cobra 1.200.000 dólares por su cargo, se refería entre otros detalles al aumento en un 51% de los premios por partido que percibirán las 32 selecciones que participarán en la Copa de 2002.

Los equipos recibirán en la primera rueda 917.000 dólares por partido y el premio se irá incrementando a medida que cada seleccionado avance en la competencia. Así, por los octavos de final recibirán 978.000 dólares, en cuartos de final 1.100.000 y en las semifinales, US$ 1.200.000. El ganador del Mundial recibirá 1.500.000 dólares, mientras que el perdedor de la final se quedará con 1.300.000. Según esta escala, el campeón obtendrá un total de 7.529.000 dólares, un incremento del 70% con relación a lo embolsado por Francia, en 1998.

Además, hace unos días la FIFA también resolvió entregar 612.000 dólares a los 32 participantes para solventar la preparación para la Copa del Mundo.

A la vez, ayer, el comité ejecutivo acordó aportar 7.900.000 dólares para las medidas de seguridad, un rubro que totalizará gastos por US$ 41.600.000.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.