Mundo Racing. Diego Milito-Lisandro López: la exitosa conexión entre dos ídolos modernos

Diego Milito y Licha López, en el Cilindro de Avellaneda
Diego Milito y Licha López, en el Cilindro de Avellaneda Crédito: Prensa/Racing
Nicolás Zuberman
(0)
1 de abril de 2020  • 23:59

Sentados en la mitad de la cancha del Cilindro de Avellaneda, el director deportivo Diego Milito y el capitán Lisandro López, los dos grandes ídolos modernos que tiene Racing, protagonizaron una entrevista para el sitio oficial de la Copa Libertadores. Durante casi 35 minutos, en un tono intimista y de confianza, como si realmente estuvieran en el patio de su casa, conversaron sobre la carrera de ambos, que de a ratos los tuvo gritando goles en equipos grandes de Europa pero sobre todo los tuvo construyendo una identidad de la que hoy disfrutan en la Academia. En tiempos de pandemia, aislamiento y nula actividad deportiva una nota inédita con dos símbolos que se largan a hablar ayuda a pasar el tiempo.

La conexión entre Milito y Lisandro, contaron, comenzó en 2002, cuando Mostaza Merlo aún era el técnico de Racing. López se sumó al plantel pero no pudo viajar a la pretemporada en Orlando porque sufrió la fractura del quinto metatarsiano. Luego fue Milito que dio el primer paso paso: le regaló dos pares de botines Adidas y lo invitó a sumarse a una rutina especial de entrenamiento que llevaba adelante con el preparador físico Javier Valdecantos, para ponerse a tono de lo que le pedía Marcelo Bielsa en la Selección. Fueron los primeros cimientos de una amistad que hoy perdura aunque cumplan funciones distintas.

Laentrevista se hizo antes de que se decretara la cuarentena en Argentina, cuando Racing aún pisaba fuerte en el arranque de la Libertadores. Ni Milito ni Lisandro imaginaban este presente en su primera etapa en el club, sobre la que relataron sus carencias.

La charla, en el medio del campo de juego
La charla, en el medio del campo de juego Crédito: Prensa/Racing

"Tenemos una historia muy rica, pero durante muchísimo hubo situaciones difíciles. Siempre decimos lo mismo: a través de su gente, la pasión que tiene, el club ha podido sortear todas estas dificultades, como una quiebra, como llenar dos canchas en el 2001 cuando logramos un campeonato después de tanto tiempo. Somos el primer equipo que a través de su gente pudo levantar un predio propio que hoy es espectacular", enumera el ex goleador y actual director deportivo. El ex Inter fue el capitán del campeón del Torneo Final 2014 y el exPorto quien levantó la Superliga 2018/19, además del Trofeo de Campeones 2019.

Durante el encuentro, aunque no se vea reflejado en la nota, los goleadores sacaron cuentas: en la Champions League que Milito ganó con Inter marcando dos goles en la final ante el Bayern Munich en el Santiago Bernabeú estuvieron a punto de cruzarse. Porque el Lyon, con Lisandro de abanderado, eliminó al Real Madrid en octavos y llegó hasta las semifinales, pero quedó eliminado ante los alemanes. ¿Cómo decidieron volver de la elite deportiva al club de sus orígenes? "Creo que los dos vamos a responder lo mismo: porque queremos mucho al club, porque sentimos que este es nuestro lugar. Tuvimos la suerte de jugar en muchos lugares, clubes importantes, pero siempre sentimos que nuestro lugar es este, donde volvemos a sentir lo que no sentís en ningún lado del mundo", adelanta Milito. "Cuando me fui podría haber estado uno o diez o quince años, pero yo sabía que iba a volver. No sabía cuándo, pero sí sabía que iba a volver. Y, bueno, a los 32 ya no aguantaba más y pegué la vuelta", contesta Licha, y agrega: "Siempre decimos que un año acá cuenta como 10". "Muchas veces nos enojamos con muchas cosas porque siempre queremos más. Es lo nuestro y lo que sentimos y donde queríamos estar", cierra Milito.

Del archivo: cuando compartieron el plantel
Del archivo: cuando compartieron el plantel Crédito: Prensa/Racing

Donde también hubo consenso es a la hora de elegir si se quedaban con la versión joven o veterana del otro. "No, el Milito grande. El Milito grande, si el joven no le hacía ni un gol al arcoirís. Después hizo 70 millones. Una capacidad de aprendizaje impresionante. Lo digo en broma, pero la verdad es incomparable", gozó el capitán. "Yo me quedo con este Lisandro, el más viejito, cariñosamente lo digo. Más allá de que el Lisandro joven ya se le veía un potencial enorme. Yo soy un enamorado futbolísticamente de él, él lo sabe, pero me quedo con este porque nos sigue brindando cosas fundamentales. Que va más allá de lo futbolístico. El líder que es él. Como guía a los más chicos es lo que él siempre quiere y me siento muy representado por la línea que él baja en un vestuario", contestó el director deportivo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.